A modo de homenaje: Mi Historia con Anathema
Connect with us

Editoriales

A modo de homenaje: Mi Historia con Anathema

Published

on

Anathema
Anathema anuncia un hiato indefinido que parece adiós. Los recordamos con este artículo.

Para muchos de los que trabajamos en este mundo de la música, ir a conciertos o hablar con bandas es algo normal. Quizás, algo tan cotidiano que se vuelve parte de una rutina entretenida, pero que va quitando el sentido de sorpresa con el pasar de los años. Sin embargo hace un par de días, además de estar escribiendo mi primer artículo en primera persona, al abrir Facebook supe que una de las bandas importantes en el Metal se separa. Dice ‘hiato indefinido’, pero al menos a la vista, parece separación. Es por eso que hoy quiero compartir con ustedes mi historia con Anathema.

2013 fue un año lleno de bajos y pocos altos. Claro, si lo vemos del lado personal, fue, como mínimo, malo. Pero si fue un buen período de conciertos. Desde Andrea Boccelli hasta Buckcherry. Obviamente, entremedio estuvieron los gigantes Iron Maiden, Black Sabbath, Alice in Chains y Slayer. Si hasta Twisted Sister se dio una vuelta por Sudamérica en esos meses, para que se hagan una idea de lo movido que fue ese año. Y ahí, sin querer destacarse mucho (sobretodo después de la considerada »semana del Metal»), Anathema ofrecía un concierto en el mítico Teatro Caupolicán.

Anathema bailando música disco

Humildes como ellos solos, su meet and greet parecía fiesta con amigos. Y, para más remate, la prueba de sonido la hacía el mismísimo Danny Cavanagh. Eso fue lo especial de un caluroso jueves 10 de Octubre, que coincidía también con el cumpleaños de Lee Douglas, voz femenina de la banda. No hay banda soporte, no hay telón de fondo, no hay un juego de luces destacado, solo es el sexteto entregando canciones tan mágicas como ‘Untouchable’ en sus dos partes, ‘Deep’, ‘Fragile Dreams’ y muchísimas más, todas para ponerse a llorar por todas las desgracias ocurridas en la vida. Eso es lo especial de Anathema, que nos entregan música para nuestros momentos más tristes, pero generando catarsis.

TAMBIÉN LEE:
Metaleros debaten cuál es el peor disco de Metallica: Va perdiendo "St. Anger"

La cumpleañera del concierto, Lee, brilló con luz propia esa noche, con una emocionante interpretación durante todo el show y más aún en ‘A Natural Disaster’. Recuerdo mirar hacia los lados (estaba en primera fila) y habían hombres y mujeres llorando a mares. Como este escrito tampoco es para hacer una reseña de un concierto ocurrido hace casi exactos 7 años, no es la idea centrarse en los detalles musicales, sino que en los otros.

Claro, porque tal como lo dice el subtítulo, ¿se imaginan a Danny Cavanagh armado un ‘trencito’ al ritmo de los Bee Gees? Yo tampoco. Pero increíblemente, ocurrió. Y muchas otras canciones de los 70s hasta ‘Get Lucky’ de Daft Punk. Ahí estuve yo, dando vueltas en el Lounge junto a la banda y algunos invitados. Cosas inexplicables que pasan, como Lee Douglas pidiendo ‘regalos de cumpleaños’ (que a fin de cuentas eran abrazos) y una conversación con Daniel Cardoso, baterista de la banda, y también con Vincent Cavanagh.  Aún hay dudas de porqué tuve que acompañar en un auto a Danny hasta su hotel porque no se quería ir, pero bueno, si hubiera registro audiovisual, quizás no sería lo mismo.

TAMBIÉN LEE:
Phil Anselmo: El verdadero líder y el artífice de la reunión de Pantera

El »final» de la banda

Tener que escribir algo sobre el inminente cierre definitivo de un ciclo musical, me hace volver a pensar tal como lo hice en algún momento también con Ozzy, sobre la etapa que vivimos. Es verdad, ahora el detonante no fue la edad, sino que el Covid-19, pero es el mismo resultado. Un final anticipado que si bien se veía venir, nadie quería asumirlo. Anathema es una banda emotiva, que al menos en mi caso, llegó en el momento correcto, cuando más oscuro veía el camino.

Quizás realmente vuelvan en cinco años, quién lo puede saber ahora. Con lo que tenemos que quedarnos es con su legado musical, que si bien no era el más conocido en nuestro sitio o redes sociales, siempre estuvieron ahí para acompañar los días más tristes de nuestras vidas. A fin de cuentas, lo que más importa cuando se acaba el día, es saber que al menos la música, nunca te deja solo. Aunque sí puede causar llantos incontrolables. Gracias por tanto, Anathema.

 

 

 

 

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Editoriales

Metaleros debaten cuál es el peor disco de Metallica: Va perdiendo «St. Anger»

Published

on

Los metaleros y lectores de El Cuartel del Metal no estuvieron de acuerdo que «Load» se el peor disco de Metallica, en el Facebook se debatió de este tema y por ahora es «St. Anger» la que va ganando consenso.

Como pusieron en un comentario, esto es subjetivo tal cual, ya que unos cuantos afirmaron que no soportaron el álbum «Death Magnetic», aunque los de San Francisco intentaron volver a las raíces.

Una típica es decir que «Lulú» es la peor, pero otros argumentaron que solo se trata de una colaboración y muchos saben que todo salió mal.

TAMBIÉN LEE:
Phil Anselmo: El verdadero líder y el artífice de la reunión de Pantera

Por último, es el «St. Anger» el cual muchos afirmaron o corrigieron a El Cuartel del Metal de que es el peor disco de Metallica, pero bueno, bien que James Hetfield toca el riff de la canción homónima o «Frantic» y Lars Ulrich toca su batería con un sonido excéntrico, eso bastaría para que las miles de personas comiencen a saltar o emocionarse.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X