Killers vs The X Factor: Dos discos, dos vocalistas y dos épocas totalmente distintas de Iron Maiden
Connect with us

CD Review

Killers vs The X Factor: Dos discos, dos vocalistas y dos épocas totalmente distintas de Iron Maiden

Published

on

killers x factor iron maiden

No cabe duda que Iron Maiden tiene los mejores discos de Heavy Metal, es imposible elegir solo una y aunque no tienen mucha relación compararnos Killers con The X Factor.

Empecemos por el segundo álbum que se estrenó en 1981 porque es una obra que la he escuchado incontables veces. La «doncella de hierro» tenía un estilo particular en mezclar el punk y utilizó al máximo los dotes de Paul Di’Anno.

Ya desde esta época eran internacionales y hasta se fueron a Japón, la cual quedó imortalizado en el primer disco en directo, la olvidada Maiden Japan.

El punk quedaba un poco más relegado en Killers. Esto se debe a la inclusión de Dave Murray como guitarrista, además de que ahora más peso tienen el bajo y la batería, a comparación con el disco debut.

Publicidad

Por otro lado, hablemos de The X Factor. Es una historia bastante diferente a su predecesor de 1981. Estábamos en los 90s donde Iron Maiden pasaba una crisis por la salida de Bruce Dickinson.

Aunque hoy en día valoran a Blaze Bayley, en esa época recibía todo tipo de críticas y ya no llenaban las arenas que antes estaban repletas de gente.

TAMBIÉN LEE:
CD Review: Sepultura - "Roots"

Este fue el primer disco con su nuevo vocalista que recibió todo tipo de críticas ya que tuvo un sonido más progresivo y muy semejante al estilo de hoy en día.

Sin embargo, es inevitable por ejemplo no corear «Falling Down» en la canción Man of the Edge.

Si hablamos de portadas, el pueblo dirá que el de Killers es superior. Si hablamos de playeras verás mucho más de este disco que el de The X Factor, pero mucho mérito tiene este porque está hecho no de una pintura, sino de una maqueta del artista Hugh Syme.

El veredicto es que a mi parecer The X Factor es mejor que Killers. Pero primero debo admitir que el ritmo que tiene las canciones de Paul Di’Anno hacen que naturalmente se mueva mi cuerpo, ni qué decir del suculento instrumental de Innocent Exile o Another Life. Además, reconozco que Killers, Murders in the Rue Morgue y Wratchild serán los clásicos eternos.

En el álbum que participó Bayley, apreciamos a un Iron Maiden más maduro, con ideas más desarrolladas y con una mejor producción, por temas de presupuesto y tecnología.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: AMORPHIS - "Halo"

En cuanto a los conciertos, es más probable y le asienta mejor la voz de Bruce Dickinson. Como por ejemplo Sign of the Cross, que muchos dicen que le sale mejor que el cantante original. Imagínense un Fortunes of War cantado por Dickinson, un sueño de aquellos. Cabe resaltar que al actual cantante le puede resultar interpretar cualquier canción de cualquier álbum.

Finalmente, ese es un álbum que se puede escuchar de manera detenida, no acelera mucho y causa mayor emociones ya que Bayley es mucho más expresivo. Cada uno tendrá su opinión, muchos dirán no los compares o es absurdo, pero son mis opiniones. Maiden es una de mis bandas preferidas, cada época me parece genial, pero al hacer esta nota y escuchar más detenidamente la etapa Bayley tomo una decisión. La década pasada le presté más atención a la etapa Di’Anno, así que esta será la de Bayley.

Ojalá que esta la nota les haya entretenido y lo que más espero es que tomen una posición, además que escuchen más Iron Maiden.

Comunicador con Maestría en Dirección Estratégica de Contenidos. Karateka y Sensei de Enshin Karate.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

CD Review

CD Review: Sepultura – «Roots»

Published

on

Sepultura sabía que volviendo a sus raíces, destruiría todo.

El día 20 febrero de 1996 sería uno de los días cruciales para el metal internacional. Aquel día se lanzaba el disco “Roots” de los brasileños Sepultura, siendo este el sexto álbum de la banda sudamericana: “Roots” venía a cambiar la dirección de la banda y del metal en general como lo conocíamos y apreciábamos.

Hoy podemos verlo como anécdota y disfrutar sin tapujos de estos trabajos, bandas y estilos. Sin embargo, debemos recordar que el metal venía de su apogeo durante la década de los 80’ junto al heavy metal, cuyos aficionados eran muy puristas sobre los límites tanto instrumentales, como estilos y sonido, y ya a mediados de los 90’ habían surgido sonidos, técnicas, y colaboraciones que -aunque eran novedosas- no eran “correctas” y/o “dignas” para todo el público del heavy metal. Precisamente para este disco, hubo una importante cantidad de colaboraciones con personajes que no surgen desde lo más profundo del metal como Jonathan Davis desde KORN, DJ Lethal de Limp Bizkit y como olvidar a Mike Patton -vocalista de Faith No More-, quienes provienen de estas nuevas vertientes que para ese momento histórico hacían enfurecer a la parte más conservadora y purista del heavy/death metal. Es ahí cuando este disco, genera un gran interés para los fanáticos de la historia del rock y metal, puesto que actuó como un puente entre el metal ortodoxo y un incipiente metal alternativo, permitiendo que a lo largo de los años, estas influencias en las que fueron pioneros, quedaran para el goce de los fans y, finalmente, no han hecho más que enriquecer el metal y la música en general.

TAMBIÉN LEE:
Rock in Rio: Justin Bieber logra sold out en 12 minutos y todavía quedan entradas para Iron Maiden

La imagen en la portada del disco ya llamaba la atención y dejaba entrever un poco de lo que la banda quería entregar y mostrar de sus raíces -recordemos que, en este clásico del metal, la banda incluso llegó a grabar alguna canción con una tribu indígena de Brasil.

Otro aspecto que llamó la atención, es la gran cantidad de temas que trae el disco en comparación a sus trabajos anteriores y al rock/metal en general.

Cuenta con 16 canciones, donde dos de ellas son instrumentales y algo muy llamativo también son los nombres de varias de sus tracks como es el caso de “Ratamahatta”, “Jasco” o “Itsári” que en dialecto de la tribu que colaboró con Sepultura, significa “raíces”.

Publicidad

Toda la intención de Sepultura en integrar sus raíces brasileñas quedó perfectamente plasmada en este clásico del metal mundial, logrando posicionarse en la escena una vez más con este alternativo metal para la época, el que, aunque con muchos detractores en el momento, hoy por hoy es un clásico que no puede faltar en tu colección sin duda alguna.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: KORN - "Requiem" | ¿Es este un álbum a la altura de las leyendas?

 

 

Integrantes:

Max Cavalera – Vocales, Guitarra de 4 cuerdas, Berimbau

Andreas Kisser – Guitarra Lider, Sitar, Vocales de respaldo

Igor Cavalera – Bateria, Percusiones, Timbau, Djembe

Paulo Jr. – Bajo, Timbau Grandé

 

Colaboraciones:

Jonathan Davis – Vocals (track 8)

Mike Patton – Vocals (track 8)

DJ Lethal – Turntables (track 8)

David Silveria – Drums, Percussion (track 4)

Carlinhos Brown – Vocals, Percussion, Berimbau, Timbau, Wood drums, Lataria, Shekere, Surdo, (tracks 4, 13, 14)

Ross Robinson – Percussion (track 4)

The Xavantes Tribe Chanting – (tracks 10, 12), Percussion (track 12)

Reseña escrita por Roberto Olivo.

 

Recuerda que los Hermanos Cavalera estarán tocando el álbum «Roots» en su totalidad este domingo 31 de julio en el Teatro Caupolicán de Santiago de Chile, con algunos tickets disponibles a través del sistema Puntoticket. Puedes conseguir tus entradas en este link.

 

 

 

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X