Lemmy Kilmister y lo que aprendió siendo el roadie de Jimi Hendrix
Contáctanos

Curiosidades

Lemmy Kilmister y lo que aprendió siendo el roadie de Jimi Hendrix

Publicado

en

lemmy kilmister

Antes de crear Motörhead, Lemmy Kilmister era el roadie de Jimi Hendrix y tenía buenos recuerdos de esa época. En una entrevista con la revista Bass Player en 2015, recordó lo que aprendió con el legendario guitarrista.

Lemmy Kilmister recordó lo que aprendió siendo el roadie de Jimi Hendrix:

“Me dijo que nunca sería un buen guitarrista [risas]. Sin embargo, tuve suerte. Me uní a Hawkwind para el puesto de guitarrista, y simplemente decidieron que no iban a conseguir otro guitarrista; Dave [Brock, voz] decidió que iba a interpretar el papel principal “.

Motorhead cigarrillos cannabis

Motorhead cigarrillos cannabis

“Pero el bajista, como un idiota, no había aparecido ese día porque era un concierto gratis y no le pagaban. Dejó su bajo y amplificador en la furgoneta, como, “Roba mi concierto”, así que le robé su concierto [risas] “.

En otra entrevista, con Louder Than War en 2011, el músico también recordó el momento:

“La primera vez que vi a Hendrix fue en Blackpool en el Blackpool Opera House en abril de 1967. Vino con la gira Walker Brother con Engelbert Humperdinck y Cat Stevens, ¡habla de un proyecto mixto!”

Leer Más:  ¿Motörhead podría continuar con un holograma de Lemmy? Mikkey Dee responde

“Él era mágico, simplemente se robó el show, y yo quería tocar ese tipo de música, porque los Vicars eran muy conservadores en su elección de música, muchos covers. Me mudé a Londres un año después. Solo quería hacer mis propias cosas y ser más salvaje. Así que fui a Londres en el 67 y eso fue todo, como dicen ”.

“El único chico que conocía en Londres compartía un lugar con Noel Redding y era parte del equipo de ruta de Hendrix y salen de gira y yo montaba equipo y estaban haciendo ‘Axis Bold As Love’. Fue increíble. Hendrix fue un original. Nunca ha habido nada como él desde entonces y ciertamente no antes “.

Motorhead ciclistas

Motorhead ciclistas

Él continuó:

“Él podía controlar la retroalimentación. Observabas sus manos y sabías como lo hacía. Tenía manos grandes y tenían más de 10 trastes de largo, así de grandes eran. Podía hacerlo de cualquier manera, podía poner la guitarra boca abajo si tenía que hacerlo. ¡Podías ver a los guitarristas que fueron cortándose los dedos! Estaban pensando, “¡joder, no vale la pena!”

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Anuncio
Anuncio
Anuncio
X