La enemistad de Dave Mustaine y David Ellefson: Los cofundadores de Megadeth
Connect with us

Editoriales

La enemistad de Dave Mustaine y David Ellefson: Los cofundadores de Megadeth

Published

on

enemistad dave mustaine david ellefson megadeth

David Ellefson y Dave Mustaine son amigos desde jóvenes y luego de más de 30 años mantienen una banda llamada Megadeth, pero hoy en día corre el riesgo de que esa relación se destruya, para siempre quizá.

La gravedad de los hechos

Al bajista se le acusa de tener relaciones con una menor de edad. Según Ellefson eso fue sacado de contexto y según la chica, ella no era menor de edad y todo fue consensuado. Conoce acá lo que se sabe hasta el momento.

Ahora, vayamos al hecho de que Mustaine lo eliminó de Twitter, esto lo explicamos en este artículo. Básicamente son solo las redes sociales, pero puede ser algún indicio que esto es cosa seria y que el líder de Megadeth no quiere estar involucrado.

La historia entre Dave Mustaine y David Ellefson

Si no sabes cómo se conocieron estos dos músicos, date por hecho que no eres fanático de Megadeth. Pero te lo contamos, porque siempre es grato recordar esta historia.

TAMBIÉN LEE:
Kiko Loureiro y el reto de aprenderse nueva canción para Megadeth, Dave Mustaine y los fans

Mustaine estaba en su departamento en California cuando suena un estridente bajo, escucha muy bien y era el intro de «Running with the Devil«.

«Lo escuché tocar el bajo a primera hora de la mañana y no tengo nada en contra de Van Halen, pero esa es la línea de bajo más horrible que puedes escuchar si estás de resaca».

Aunque esa canción es toda una sinfonía, Mustaine le arrojó una maceta a la puerta de su vivienda y ahí fue que Ellefson le tocó la puerta a su vecino a disculparse. Sin embargo, le recibieron con unas cervezas y ese fue el inicio de Megadeth.

Luego se convirtieron en los reyes del Thrash y del Heavy Metal, sacaron joyas e hicieron conciertos por todo el mundo, a pesar de todas las dificultades y que muchos los trataban como unos locos o músicos incomprendidos.

TAMBIÉN LEE:
Ted Nugent se declara amante de Metallica, Megadeth, Slayer y Pantera

En 2002, Mustaine sufrió una lesión en el brazo que lo dejaría fuera de acción y la banda estuvo en reestructuración. Eso fue el inicio de la enemistad ya que Ellefson le mintió a la prensa y negó todo lo que dijo su amigo.

Todo esto derivó en una batalla legal y lo que importa acá es que la amistad quedó resquebrajada, pero no sería hasta 2010, los 20 años de «Rust in Peace» que se llegó a la reconciliación.

La actualidad

Hoy en día, esta amistad se ve amenazada de nuevo y hay posibilidades de que Ellefson se aleje de Megadeth. De serlo, podría ser esta, la vez definitiva de su partida. Sin embargo, por el momento no hay nada dicho y comprobado. Así que el futuro permanece incierto y estaremos atentos sobre este delicado caso.

Advertisement

Editoriales

30 años de «Fear of the Dark» | La primera vez de IRON MAIDEN en MÉXICO

Published

on

30 años Fear Dark Maiden

Nota por: Max Benian

IRON MAIDEN EN MÉXICO (Primera parte) Justo iniciando la década de los 90’s se gestaba alrededor del mundo un nuevo fenómeno musical que daría de que hablar, en detrimento del heavy metal. El grunge tenía su caldo de cultivo en Seattle, E.U. con estandartes como Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Alice In Chains y Stone Temple Pilots, entre otros.

Esto obligaba a las huestes heavymetaleras a buscar nuevos horizontes para la reinvención del género que lentamente incursionaba en el camino de la decadencia.





Es cuando las grandes corporaciones del metal posan sus ojos en tierra fértil y virgen para ellos (léase Latinoamérica) que en aquel entonces era solamente un lejano espectador de las grandes giras de los combos que dominaban la escena ochentera mundial. Brasil, Argentina y México siempre han sido los bastiones metaleros más representativos del área, y mismos que fueron punta de lanza de la estrategia de resurrección mercadológica del metal.

El caso de México (mismo que nos ocupa ahora) tuvo su primer encuentro con la doncella de hierro en la recta final del año 1992, durante el «Fear Of The Dark World Tour». En aquella ocasión se vivió un verdadero hervidero de pasión toda vez que, por primera vez en México, hacía acto de presencia una de las bandas más larga y anheladamente esperadas por el público azteca amante del heavy metal.

TAMBIÉN LEE:
Ted Nugent se declara amante de Metallica, Megadeth, Slayer y Pantera

La naciente empresa promotora de eventos masivos: Operadora de Centros de Espectáculos S.A. (OCESA), fue la encargada de cumplir ese sueño y materializarlo en uno de los recintos adaptados y operados por ellos: El Palacio de los Deportes (aunque con pésimas condiciones auditivas, como SIEMPRE se ha dicho), al oriente de la capital mexicana.

Las fechas elegidas fueron el 1 y 2 de octubre de aquel año. Fueron noches apoteósicas en las cuales, los comandados por Steve Harris, demostraron su agradecimiento al público azteca por tremenda recepción y entrega durante ambas fechas.

Al solo escuchar la apertura con «Be quick or be dead» con el consiguiente erizamiento de la piel, los asistentes sabían que estaban en el umbral de una de las más excepcionales noches de sus vidas, que fueron ratificadas con el repaso de los hits de plomo, ya conocidos por todos nosotros, que poco a poco adquirían el título de «clásicos».

TAMBIÉN LEE:
David Ellefson se declara fan de Rammstein: "Me llamaron la atención los vibradores"

Cabe resaltar que la tercera fecha programada para tierra azteca tuvo lugar en la ciudad de Guadalajara, el día 4 de octubre de 1992, en el ahora extinto estadio tecnológico de la UDG. Este recinto, usualmente habilitado para la práctica del béisbol, fue la sede para los tapatíos que también, en más de una ocasión, han demostrado su filia por la banda inglesa.

Este último concierto, tuvo tintes un tanto míticos ya que existen registros escasos (video y fotográfico) de esta presentación. Incluso en la primera edición de los discos en vivo generados de esta gira: «A Real Live One» y «A Real Dead One» (que posteriormente se unificaron) se aprecia en el booklet, en la parte del calendario de la gira, una inconsistencia: esta fecha aparece erróneamente adjudicada al Estadio Jalisco, de la capital jalisciense. Un error sin duda, del equipo de Harris en conjunto con EMI Capitol su disquera, que ponía al descubierto cierto desconocimiento de la geografía y mercado mexicanos.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X