Contáctanos
NUESTRAS WEBS:

Editoriales

Misterios Sin Resolver: El real motivo por el que Clive Burr se fue de Iron Maiden

Publicado

en

Clive Burr, el sonriente ex baterista de Maiden que tuvo una salida sin pena ni gloria.
Sigue aquí a tus artistas favoritos:

Iron Maiden es una de esas bandas que a casi nadie, en este vasto universo del Metal, puede desagradarle. Con más de 40 años ininterrumpidos de carrera, llenos de más altos que bajos y teniendo a Latinoamérica en un pedestal desde la primera vez, Steve Harris y compañía conquistaron el mundo hace rato. Sin embargo, hay cosas que quedaron en el olvido y, quizás, no todos sus fans sepan la razón de por qué pasaron y una de ellas, es la salida del ya fallecido Clive Burr, baterista en los tres primeros trabajos de la Doncella De Hierro.

Un monstruo en la batería (y al parecer también en los bares)

El encargado de los parches en el debut homónimo de Maiden, ”Killers” y ”The Number of The Beast” (además de ser el dueño de una sonrisa que parecía eterna), nació en 1957 y falleció en 2013, debido a complicaciones derivadas de su enfermedad, esclerosis múltiple. Pero, esta no fue la razón de su salida de la Doncella de Hierro, ya que comenzó a padecerla recién en 1994 y Burr dejó el, hasta entonces quinteto, doce años antes. Entonces… ¿a qué se debió? Hay bastantes ‘razones’, pero nosotros aquí te dejamos la que creemos es más válida.

Mientras la gira de ‘The Number of The Beast’ tenía un éxito sin precedente, Clive comenzó a presentar problemas. Según los mismos miembros de Maiden, necesitaba tener un balde al lado de su batería, puesto que ‘se la pasaba vomitando entre canciones’, por la borrachera constante. También se dice que, en el mismo tour, Steve se acercaba al kit para decirle -enojado, obviamente- que ‘tocara más rápido’, a lo que el baterista respondía bajando aún más la velocidad. Es triste, como mínimo, darse cuenta que parecía la crónica de una muerte anunciada.

Leer Más:  Bruce Dickinson habla sobre su relación con Steve Harris

La caída más dolorosa

Cuando se logra hacer una retrospectiva de todo lo que ocurrió para apagar la sonrisa de Clive, no fue solamente la velocidad en sus canciones o las noches de juerga. Porque también sufrió la muerte de su padre, el año 1982. En un artículo que escribió el sitio británico The Independent, se explica de buena manera esto, así que los citaremos (en español):

”…Sin embargo, en 1982, cuando el padre de Burr murió mientras Maiden hacía una gira por Estados Unidos, el baterista voló de regreso a Inglaterra para ayudar a su familia con los funerales. Sus compañeros de banda continuaron con Nicko McBrain como reemplazante, quien previamente había tocado con Streetwalkers y los franceses Trust.

Clive le dijo hace unos años a la revista Classic Rock que ”conocía a Nicko. Él amaba a la banda, le encantaba sentirse parte de ellos. Y al resto de la banda le gustaba su estilo”. Cuando Burr volvió a Estados Unidos, pudo ”sentir que algo no estaba bien”. Contó que ”estaba demasiado molesto como para sentirse enojado sobre lo que había pasado. Supongo que habrán tenido sus razones”, sin aducir que se había convertido en un animal de ir a fiestas. ”Fue un periodo de duelo, por mi padre y mi banda y, después de eso, me compuse y tuve que seguir adelante”.




Leer Más:  Bruce Dickinson compara a Iron Maiden con un equipo de fútbol: "Somos más que eso"

La muerte de un grande

Una frase tan valiosa como mirada en menos es ‘seguir adelante’. Tal como lo trató de hacer Clive en los años venideros, sin nunca volver a brillar de la misma forma. Pasado el tiempo, se abuenó con Maiden, quienes incluso hicieron conciertos a su beneficio, puesto que todos sus problemas de salud, lo dejaron en bancarrota. Falleció en marzo de 2013 en su hogar, una fría tarde donde las mismas complicaciones de su esclerosis múltiple, lo hicieron perder la vida. A pesar de eso, pudo contarle a todos quienes quisieron escucharlo, que fue parte de una de las bandas más importantes en la historia de la música y, si bien no se fue como los grandes, su legado permanecerá con nosotros por el resto de nuestros días.

 

 

Director general de El Cuartel del Metal Chile, graduado de comunicaciones, amante de Anthrax y Iron Maiden.

Anuncio
Anuncio

Lo +leído

X