Reseña: Black Sabbath - "Born Again" (1983)
Connect with us

CD Review

Reseña: Black Sabbath – “Born Again” (1983)

Published

on

Reseña: Black Sabbath - "Born Again" (1983)

Nuestra puntuación

Black Sabbath siempre es y seguirá siendo una de mis bandas favoritas de todos los tiempos; sin embargo, quizá soy de los pocos que prefiere la etapa con Ronnie James Dio ante todo. Ahora, ¿Qué pasa con la etapa Ian Gillan? Pues… para mi siempre fue algo raro ver al señor Gillan cantar en Black Sabbath y aunque muchos consideren esta formación como “de culto” creo que hay cosas en este disco que no encajan y por eso, luego de haber escuchado este trabajo por varios años y 8 veces durante estos días, dejaré mi humilde reseña acerca del disco que nos dejó el “Deep Sabbath“.

Vayamos en contexto:

Born Again es el undécimo álbum de estudio de la banda británica de heavy metal Black Sabbath. Se publicó el 7 de agosto de 1983 en Europa a través de la discográfica Vertigo y el 4 de octubre de 1983 en Norteamérica, por Warner Bros.

Este trabajo es el único con el vocalista de Deep Purple Ian Gillan y el último con el batería original Bill Ward. Aunque el álbum recibió principalmente críticas negativas, fue un éxito comercial, especialmente en el Reino Unido, donde llegó al top 5; la mejor posición del grupo desde Sabbath Bloody Sabbath (1973). La portada y la mezcla a menudo recibieron críticas por ser de mala calidad. Para promocionar el álbum, la banda realizó una gira con el batería de Electric Light Orchestra Bev Bevan, que reemplazó a Ward.

El mánager del grupo, Don Arden, ordenó la creación de una réplica del monumento de Stonehenge como parte de la escenografía, pero un error en las medidas provocó que fuera tres veces más grande que el original.

Ahora si, al disco.

“Born Again” comienza de una forma épica, claro que si, comienza con el clásico “Trashed”, una canción en la que Ian Gillan nos relata la historia de cuando Ian en estado de ebriedad chocó el auto de Bill Ward. Pero más allá de lo divertido de esta historia, dejemos en claro esto: es un señor tema. Aunque me niego a aceptar que este disco pueda ganarle a otras obras maestras de Sabbath, no puedo negar que esta canción es un himno que muchos quisiéramos escuchar en vivo. El grito inicial de Gillan es espectacular y siento que es una buena bienvenida para un trabajo que muchos esperaron en su momento, algo así como un “¡Prepárense que ahí voy!”.

TAMBIÉN LEE:
Por recomendación de Mark Jansen: Escuchamos Titanium de Phantom Elite

«Stonehenge» es una pista instrumental que por momentos se llega a escuchar como latidos de corazón. Lo que puedo entender de este track es que nos representa el bebé (como la portada del disco) que está por nacer, pero claro, para Black Sabbath este sería el “Volver a nacer” como banda. Quizá Tony sintió que Ian Gillan se quedaría en la banda para siempre y por eso le puso ese nombre, que sé yo.

«Disturbing the Priest» es un tema muy pero muy pesado, un Heavy Metal muy poderoso y con toques muy oscuros, un clásico ejemplo de la era 80s de Black Sabbath. Las guitarras son espectaculares pero debo resaltar aquí el enorme trabajo de Geezer Butler en el bajo. En este tema en particular se siente todo el poder del bajista. La voz de Gillan es espectacular, pero no es un tema que me llame mucho la atención.

«The Dark» es otro tema instrumental del disco, otra canción corta (31 segundos) que nos transporta nuevamente a la idea del bebé que comentaba en «Stonehenge»; sin embargo, esta canción si sirve como puente para «Zero the Hero». Aunque esta última canción no llego a encontrarle sentido, creo que es un tema aceptable. ¿Pero por qué digo que no le encuentro sentido? A mi parecer no hay un orden en el tema de instrumentos o todo suena muy fuerte a la vez o quizá también no entiendo por qué Gillan canta de esa forma tan rara. Lo que si me gusta de esta canción es el coro: “Zero The Hero! Zero The Hero!”.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: Rainbow - "Down To Earth" (1978)

«Digital Bitch» si es un tema super potente y muy heavy metal (ordenado) que es un placer escuchar; no obstante, el coro me recuerda bastante a The Ramones ¿o soy el único que piensa así? Por otro lado «Born Again» es un tema más pausado y largo, muy largo para ser pesado. Aunque esta canción tenga partes con guitarras muy heavys y con gritos muy altos de Gillan sigue sin cuadrarme del todo. Lo siento, Deep Sabbath.

«Hot Line» si es mi canción favorita del disco por lejos. Esto es lo que yo esperaba de un disco de Deep Sabbath, una canción que mezcle la dureza de Black Sabbath y esa guitarra necia de Tony Iommi junto con la voz de Ian Gillan (aunque si escuchas bien la canción, pasa tranquilamente como un tema de Deep Purple).

«Keep It Warm» cierra el disco de una forma correcta. Hasta aquí hubieron varias canciones que la verdad me dejaron ganas de más (pero de ganas que sacaran más temas como «Hot Line») pero este tema cura un poco esa falta de canciones a mi estilo. Y si, las reseñas son personales y dependiendo de como la sienta cada uno, por eso mismo comento que a mi gusto este disco no es de mis favoritos. Entendí este disco como para un público que se sienta a escuchar a Black Sabbath y lo aprecia de distintas formas, yo no quiero eso y nunca me gustó eso, yo quiero mover la cabeza de inicio a fin y para eso siempre estuvieron otros grandes de la historia de Sabbath, el principal Dio y su gloriosa era con “Heaven And Hell”, “Mob Rules” y “Dehumanizer”.

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Advertisement
3 Comments

3 Comments

  1. Alan Nova Tolozza

    04/02/2021 at 12:48 pm

    Este álbum es una joya de principio a fin; obscuro y malvado como pocos. Una pena que Gillan haya grabado sólo un álbum con Black Sabbath.

  2. Mario

    04/02/2021 at 1:37 pm

    Soy fabricó de Sabbath desde hace más de treinta años, y este disco es el peor sin ninguna duda, no tiene un tema bueno, Gilliab nop encaja y las composiciones son malas, el disco suena mal también, lejos pero muy lejos lo peor de la banda, no conocido con la reseña, nada para rescatar

  3. José Alberto Gaspard

    04/02/2021 at 4:14 pm

    Mario como estás,
    nosotros también coincidimos en que es malo, lo resaltamos en la reseña; sin embargo, también hay cosas buenas que discutir en este trabajo (y también lo ponemos). En resumen, por eso le pusimos 3/5.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X