Reseña | Anonymus "L´Académie Du Massacre"
Contáctanos

CD Review

Reseña | Anonymus “L´Académie Du Massacre”

Publicado

en

Anonymus, la banda canadiense de Thrash Metal, tienen en su haber un gran álbum. Un disco diferente, pero con un gran atractivo. Mientras que en géneros como el jazz, el hip-hop y la electrónica se suelen encontrar muchos álbumes colaborativos, no es algo tan común en el mundo del rock y el metal. Tampoco es que no existan las colaboraciones, pero generalmente se limitan a tener algún invitado en una única canción en vez de hacer un trabajo en conjunto.

Las razones se pueden explorar en otro momento, pero es interesante cómo cuando estas colaboraciones se dan en esos géneros, muchos prefieren salir con un nombre que los englobe a ambos, como fue en el caso de FFS, el supergrupo que reunió a los escoceses Franz Ferdinand con los estadounidenses Sparks.




 

Claro que no es que no existan completamente esta clase de  trabajos en el metal, sólo que no son muchos. Extrañamente, hay varias instancias de cantautores colaborando con bandas de heavy metal: Metallica y Lou Reed tuvieron el infame “Lulu”, D-Mente (la banda del A.N.I.M.A.L Andrés Giménez) colaboró con León Gieco en “Un León D-Mente”, y también está nuestro álbum del día de hoy.

En el 2003, los canadienses Anonymus editaron “L’académie du massacre”, un álbum donde el cuarteto de thrash metal colaboró con el cantautor Mononc’ Serge reversionando una variedad de canciones del catálogo de este último. Mononc’ Serge (literalmente “Tío Serge”) es un cantautor en lengua francesa oriundo de Quebec, que satiriza la actualidad política canadiense a través de sus letras, llenas de insultos y extremadamente ácidas.

Puede que a la primera parezca una combinación de artistas un tanto fuera de lugar, pero tiene sentido: más allá de las diferencias musicales, tanto Anonymus como Mononc’ Serge son artistas contestatarios y ambos tienen como parte de su identidad el uso del idioma francés.

El disco de Anonymus, en profundidad

El inicio con “Ogunquit 2.0” es engañoso al comenzar sólo con Mononc’ Serge y su guitarra acústica, pero apenas pasan unos segundos hasta que aparecen los primeros machaques de guitarras eléctricas. Por el lado de la música, incluso si estas son reversiones de canciones de Mononc’ Serge esta suena tal cual como si viniera de un álbum normal de Anonymus: thrash metal con detalles técnicos, que teme usar tanto secciones acústicas como blastbeats en sus canciones, a lo que se suma el doble bombo y el protagonismo del bajo en cada composición.

Leer Más:  Reseña: Melvins - "Houdini" (1993)

Chequeen las influencias hardcore en canciones como “Le Bad Trip”, los blastbeats en  “Mourir Por Le Canada” o la marcha símil Metallica en “Les Patates”, como ejemplos de la experimentación clásica de la banda, acompañada por una producción fuerte acorde a las circunstancias.

Todo eso está en su lugar, pero lo que termina siendo más distintivo es la voz de Mononc’ Serge: siendo que sus canciones ya de por si tienen muchos juegos de palabras y cierta característica teatral, su estilo de canto va de la mano, extremadamente exagerado y expresivo. Y de alguna manera, logra una gran química con el heavy metal de la banda que lo acompaña, más que nada por el carisma de Mononc’ Serge, que logra trascender las fronteras del lenguaje.

Un disco diferente, pero con toda la esencia

Sí, este es un álbum que se debe disfrutar mucho más si se sabe francés (aunque de vez en cuando hay algo de inglés metido en el medio) y se tiene algo de idea de cultura québecois. Canciones como “La chute du dollar” (que referencia de manera satírica el dinero entregado por la cadena de supermercados Canadian Tire como “la moneda más estable de Canadá), “Sébastien Benoît” (que referencia al presentador de televisión canadiense del mismo nombre) y otras más son extremadamente locales.

Sin embargo, de vez en cuando hay temas más universales, como “Marijuana” y sus letras acerca de cómo la policía persigue a los que consumen y después se la terminan llevando ellos. Hasta hay una mención a la legendaria banda canadiense Voivod en “13 Juin 2003”.

Pero incluso si uno no conoce el idioma, este es un álbum extremadamente divertido: estribillos para corear (o balbucear, dependiendo de cada uno), muchos riffs para cabecear y un cantante con una gran identidad. Con 54 minutos (sin contar los casi 10 minutos de silencio antes de la canción oculta “Les Machines”), puede llegar a ponerse un poco largo, pero es entretenido de principio a fin.

Tal vez quieras pasar alguna que otra línea por el traductor, pero esta colaboración entre Anonymus y Mononc’ Serge es de esas que demuestran que la música es un idioma universal.

– Más sobre “LA BESTIA”, el nuevo disco de la banda, AQUÍ

– Escucha su último trabajo, AQUÍ

  • Reseña por: MARTÍN A. CIRILLO.

Periodista. Conductor. Jefe de Prensa del Grupo Editorial El Cuartel del Metal.

Anuncio
Anuncio

Lo +leído

X