Por qué la música y la política tienen que ir por separado (para un fanático)
Contáctanos

Editoriales

Por qué la música y la política tienen que ir por separado (para un fanático)

Publicado

en

musica politica

La semana pasada se hizo viral la presencia de Jon Schaffer, líder de Iced Earth, durante la toma del Capitolio de los Estados Unidos. Miles de fanáticos de todo el mundo, ni bien se conoció la noticia, comenzaron a desmerecer el trabajo de Jon y su banda con comentarios al estilo de: “Si la banda está liderada por un extremista, no escucharé Iced Earth”. Y lo que nosotros nos preguntamos en base a eso es: ¿Es necesario basar nuestros gustos musicales en cuanto a las tendencias políticas de los protagonistas de la música?. Nuestra respuesta es un rotundo NO, no vale la pena porque de lo contrario estaríamos quedándonos sin música.

En la vida encontrarás a personas que pensarán distinto a ti, y esta bien que piensen distinto, de lo contrario serías una persona con pensamientos extremos o en todo caso un fascista que quiere que todos piensen igual que tú. Pero vayamos a los hechos.

Tom Morello, un guitarrista muy recordado por crear bandas como Rage Against The Machine (una banda abiertamente socialista), durante muchos años ha hecho directamente apología al terrorismo con una de sus guitarras que lleva un sticker de “Sendero Luminioso“.

¿Qué es Sendero Luminoso? Es una organización terrorista de tendencia ideológica marxista, leninista y maoísta, que se resume en el llamado Pensamiento Gonzalo,​ originada en el Perú. ¿Y que cosas lograron durante sus años de actividad como organización terrorista? La muerte de cientos de miles de personas en el Perú a causa de coches bomba, asesinatos a sangre fría, tomas de pueblos enteros y masacres en reuniones.

Pero, ¿Tom Morello se desacredita por ser una persona que crea abiertamente en que Sendero Luminoso sea un ejemplo a seguir tanto como para promocionarlos en una de sus guitarras? Para nada, ya que nadie puede negar el enorme talento que tiene este hombre para componer canciones. Y claro, no faltarán los que digan que “bueno pero eso lo hizo cuando era una persona ignorante y sabía la verdadera realidad”, hey, el daño ya está hecho. Paseó su guitarra por muchos escenarios y alzó su puño en nombre de “la libertad” de los pueblos, incluso sacó un videoclip para el single “Bombtrack” en el que, al inicio del video, salé el siguiente mensaje:

“Durante 13 años, el pueblo de Perú ha librado una guerra revolucionaria contra el gobierno opresivo respaldado por Estados Unidos. Su movimiento se conoce como sendero luminoso.”

¿Hay forma de justificar esto? No lo creo. Pero repito, no tenemos que dejar de oir a nuestra banda favorita por tener una ideología política distinta a la nuestra. Lo que si se debe criticar son los actos que se cometen en contra del gobierno, en este caso una toma al Capitolio.

Phil Anselmo es otro caso ya conocido (y algo olvidado). El ex-vocalista de Pantera estuvo en el ojo de la tormenta luego que realizara un saludo Nazi (y gritara White Power) durante el Dimebash del año 2016. Luego de este reprochable acto las redes sociales lo lapidaron por completo y lo “tacharon” como artista. ¿Cuánto duro esa “tachadera”? Lo mínimo hasta que saliera de gira y luego nos olvidáramos por completo de todo tras el anuncio de su gira en honor a Pantera.

Ahora, tampoco tenemos que olvidar que Dimebag Darell era alguien que usaba una guitarra con la segunda bandera de la Conferación, bandera que representa en su máximo esplendor la esclavitud, pues la esclavitud era el motor de la economía en muchas regiones de los Estados Unidos. Y claro, esa bandera es usada hoy en día por grupos de supremacía blanca y es marcada hoy en día como un “símbolo de odio”. ¿Esto quiere decir que Dimebag era racista? Nadie la sabe ni lo sabrá, así como nadie supo que Phil Anselmo “era” un supremacista blanco hasta el 2016.

¿Pero alguien dejó de escuchar la música de Anselmo? Nadie, es más, con el paso de los años ha estado obteniendo mejores resultados con sus nuevos proyectos y la última gira en honor a Pantera literalmente lo llevó por el mundo entero tocando frente a 5 veces más la cantidad de personas que nunca llevó en un show como solista anteriormente.

Sacred Reich

Este es un caso reciente y también lo tomaremos como ejemplo… pero inverso. La banda ha emitido un publicado el día de hoy a través de sus redes sociales en el que deja muy en claro que si te consideras una persona “Pro Trump” eres libre de dejar de escucharlos. Yo me pregunto: ¿Para qué o que piensan lograr con esto? ¿Alguien que sea fanático de Trump y fanático de Sacred Reich les hará caso? Lo dudo mucho. Estoy más que seguro que la banda decenas de seguidores en los Estados Unidos que son seguidores de Trump pero que van a seguir escuchándolos, pues la música no debe mezclarse con la política.

Sacred Reich: “Si eres partidario de Trump, no dudes en dejar de seguirnos”

A lo que voy con todo esto es que no debería de importarnos la ideología política de nuestras estrellas de la música, cada persona piensa distinto y a pesar que existan cosas que unos crean “que no se deban si quiera pensar o seguir” pues se seguirá haciendo en silencio, aunque no lo puedas creer (revienta tu burbuja). No debemos mezclar la música con política pues generaremos más división y la música se trata de todo lo contrario, unir a las personas… ¿O deberíamos ya agrupar música por “música de derecha” y “música de izquierda”?.

Que maravillosas eran las épocas de shows… un mismo lugar con cientos de personas, todas pensando totalmente distinto, pero todas unidas por la música.

PD: ¿Y por qué tienen que ir por separado la política con la música para un fanático? Simple, ¿no has escuchado el primer disco de Rage Against The Machine? Tom Morello puede querer anhelar ser guerrillero desde su mansión de 5 millones de dólares, a quién le importa eso, ese disco es grandioso. Que piensen lo que quieran o tomar como inspiración lo que quieran, si sacan buena música no importa nada más (y que obviamente no te dejes llevar por un disco y tengas tu propio pensamiento).

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Anuncio
Anuncio

Lo +leído

X