Reseña: Thunder - «Backstreet Symphony» (1990)
Connect with us

CD Review

Reseña: Thunder – "Backstreet Symphony" (1990)



En una escena llena de peinados alocados y glam metal, los británicos Thunder debutaron en 1990 con Backstreet Symphony, que traía consigo un hard rock clásico y setentero


  • >
  • >

Published

on

Para 1989, el glam metal aun dominaba la escena musical roquera estadounidense y parecía que iba seguir siendo así. Sin embargo, ya estaban apareciendo nuevos precedentes que cambiarían la industria en la siguiente década; por ejemplo, el hard rock de Guns N’ Roses o el stoner metal, pero fue la escena creciente de Seattle la que ya mostraba sus garras. En contraste, en el Reino Unido hubo una breve corriente más tradicionalista, con la aparición de bandas que buscaban recuperar el hard rock y el blues rock de los setenta, como The Quireboys y la banda que nos compete esta vez, Thunder. Formado en 1989 en Londres, es un quinteto que firmó con EMI Records y contó con la participación del guitarrista Andy Taylor de Duran Duran para producir Backstreet Symphony, su debut que salió a la venta a los pocos meses, en marzo de 1990.

Ya con la introducción de "She’s So Fine" es posible discernir el sonido que tendrá el álbum: hard rock británico de la vieja escuela. Esto se repite en "Dirty Love", que por cierto es más entretenida, melódica y ganchera, sobre todo su estribillo. También hay espacio para el blues rock con la atmosférica balada "Don’t Wait for Me" y la aguerrida "Until My Dying Day". Si bien es otro hard rock, "Higher Ground" la percibí como un country rock, tal vez sea la progresión o la melodía del estribillo, pero hay algo en ella que me recuerda esa fusión. La canción homónima, "Backstreet Symphony" es un classic revival, porque sonoramente es una composición británica de principios de los setenta, una especie de creación de Free o de alguna banda similar. Muy buena.

"Love Walked In" es melódica, no lo suficientemente pesada para calificarla de power ballad, pero es una balada que tiene aspectos de un blues rock estadounidense que te familiarizas al instante con ella. "An Englishman on Holiday" es un rock de antaño, sesentero por así decirlo, pues me recordó a Creedence Clearwater Revival. Más pesada y divertida aún es "Girl’s Going Out of Her Head", en la que, por primera vez en el disco, sentí una vibra roquera ochentera. Tras ello, le sigue "Gimme Some Lovin’" de The Spencer Davis Group, reconocible al instante por su ganchero riff. Un cover tan bien realizado y correctamente incluido que,  quien no sepa que es una versión, supondría que es una creación de Thunder, pues coincide con la esencia del disco. Un final acertado. Ahora bien, si tienes acceso al casete, disco compacto o a las plataformas digitales, el álbum cierra con la roquera y regular "Distant Thunder".

Hablar de bandas de hard rock nacidas en los noventa son contadas con los dedos, ya que las debutantes siempre tenían un sonido mixto, con una dosis de heavy metal tradicional de por medio. Pero ese no es el caso de Thunder, pues su debut rememora el hard rock de antaño en su esencia pura. El sonido, los riffs de guitarra, la voz de Danny Bowes y la producción gritan a viva voz hard rock británico de los setenta. En ese sentido, es como un revival de Bad Company o Free. A grandes rasgos es un buen álbum debut, quizás uno de los mejores que aparecieron en 1990 de hecho, así que si lo tuyo es el hard rock clásico, un trabajo como Backstreet Symphony no te decepcionará.

Colaborador de El Cuartel del Metal desde Chile. Responsable de reseñas de discos.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply