Dave Mustaine y David Ellefson (Megadeth): Una amistad que se resquebrajó por completo
Connect with us

Editoriales

Dave Mustaine y David Ellefson (Megadeth): Una amistad que se resquebrajó por completo

Published

on

dave mustaine david ellefson megadeth amistad

Nombra un dúo icónico del metal, ya no se puede decir Dave Mustaine y David Ellefson (Megadeth) ya que al parecer ya no son amigos de la vida porque el bajista fue expulsado de la banda, aunque esta no es la primera vez.

Aunque hubo demandas de por medio y peleas, supieron poner fin a las discusiones con un arreglo bajo la mesa y de dinero, pero esta vez va un poco más allá.

A Ellefson le malograron la carrera, aunque como personaje público debió preveer esta situación y no hacer actos que puedan manchar su honor, la cual con muchos de experiencia todo se puede venir abajo como acaba de pasar.

TAMBIÉN LEE:
La dura opinión de Dave Mustaine de los músicos de metal que se vuelven raperos

Por un lado, se le dice a Mustaine que es muy moralista, pero sabemos cómo es este señor que no tolera nada y una indisciplina así, se debe castigar.

De hecho cada uno es libre de sus actos, pero el jefe es quien pone el parámetro, así como los fanáticos al calificar los actos de una banda.

Ahora, pasado los 50 años está difícil que los videos y el escándalo se borre así nomás, y hasta podríamos asegurar que nunca más será bajista de Megadeth, ni por los 50 años de «Rust in Peace«.

En cuanto al nuevo disco, veremos si Mustaine utiliza las pistas de Ellefson o contrata a otro bajista. Lo bueno es que sabemos que él siempre se rodea de gran talento. Con esto, también se podrá decir que borrarán de la historia de Megadeth a este bajista.

TAMBIÉN LEE:
Epica: Razones para ir y disfrutar de los conciertos en América Latina

Por un lado, si esto pasaba en la época que Dave Mustaine consumía drogas, tal vez no lo expulsaba y a parte estamos en otras épocas en donde la cultura de cancelación está más fuerte que nunca. Lo más importante es que los músicos maduraron y ahora esto se debe tener en cuenta como una enseñanza. No manches tu carrera solo por placer y piensa antes de actuar.

Sígueme en Tiktok como @taikidelcuarteldelmetal porque estaré subiendo más contenido.

@taikidelcuarteldelmetal

Noticas de #heavymetal #whitesnake

♬ Nola – Faster Pussycat

Advertisement

Editoriales

30 años de «Fear of the Dark» | La primera vez de IRON MAIDEN en MÉXICO

Published

on

30 años Fear Dark Maiden

Nota por: Max Benian

IRON MAIDEN EN MÉXICO (Primera parte) Justo iniciando la década de los 90’s se gestaba alrededor del mundo un nuevo fenómeno musical que daría de que hablar, en detrimento del heavy metal. El grunge tenía su caldo de cultivo en Seattle, E.U. con estandartes como Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Alice In Chains y Stone Temple Pilots, entre otros.

Esto obligaba a las huestes heavymetaleras a buscar nuevos horizontes para la reinvención del género que lentamente incursionaba en el camino de la decadencia.





Es cuando las grandes corporaciones del metal posan sus ojos en tierra fértil y virgen para ellos (léase Latinoamérica) que en aquel entonces era solamente un lejano espectador de las grandes giras de los combos que dominaban la escena ochentera mundial. Brasil, Argentina y México siempre han sido los bastiones metaleros más representativos del área, y mismos que fueron punta de lanza de la estrategia de resurrección mercadológica del metal.

El caso de México (mismo que nos ocupa ahora) tuvo su primer encuentro con la doncella de hierro en la recta final del año 1992, durante el «Fear Of The Dark World Tour». En aquella ocasión se vivió un verdadero hervidero de pasión toda vez que, por primera vez en México, hacía acto de presencia una de las bandas más larga y anheladamente esperadas por el público azteca amante del heavy metal.

TAMBIÉN LEE:
Comparan a líder de W.A.S.P. con Jabba the Hutt y el resultado es desagradable

La naciente empresa promotora de eventos masivos: Operadora de Centros de Espectáculos S.A. (OCESA), fue la encargada de cumplir ese sueño y materializarlo en uno de los recintos adaptados y operados por ellos: El Palacio de los Deportes (aunque con pésimas condiciones auditivas, como SIEMPRE se ha dicho), al oriente de la capital mexicana.

Las fechas elegidas fueron el 1 y 2 de octubre de aquel año. Fueron noches apoteósicas en las cuales, los comandados por Steve Harris, demostraron su agradecimiento al público azteca por tremenda recepción y entrega durante ambas fechas.

Al solo escuchar la apertura con «Be quick or be dead» con el consiguiente erizamiento de la piel, los asistentes sabían que estaban en el umbral de una de las más excepcionales noches de sus vidas, que fueron ratificadas con el repaso de los hits de plomo, ya conocidos por todos nosotros, que poco a poco adquirían el título de «clásicos».

TAMBIÉN LEE:
Dave Mustaine revela su disco favorito de Megadeth

Cabe resaltar que la tercera fecha programada para tierra azteca tuvo lugar en la ciudad de Guadalajara, el día 4 de octubre de 1992, en el ahora extinto estadio tecnológico de la UDG. Este recinto, usualmente habilitado para la práctica del béisbol, fue la sede para los tapatíos que también, en más de una ocasión, han demostrado su filia por la banda inglesa.

Este último concierto, tuvo tintes un tanto míticos ya que existen registros escasos (video y fotográfico) de esta presentación. Incluso en la primera edición de los discos en vivo generados de esta gira: «A Real Live One» y «A Real Dead One» (que posteriormente se unificaron) se aprecia en el booklet, en la parte del calendario de la gira, una inconsistencia: esta fecha aparece erróneamente adjudicada al Estadio Jalisco, de la capital jalisciense. Un error sin duda, del equipo de Harris en conjunto con EMI Capitol su disquera, que ponía al descubierto cierto desconocimiento de la geografía y mercado mexicanos.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X