ESPECIAL | Black Sabbath y su "renacimiento" junto a Ian Gillan
Connect with us

Noticias

ESPECIAL | Black Sabbath y su “renacimiento” junto a Ian Gillan

Published

on

Ian GIllan y Black Sabbath

Ian Gillan es el nuevo cantante de Black Sabbath” ¿Te imaginas el poder que tuvo este encabezado durante los 80s? Así es, es un encabezado totalmente poderoso y te deja la piel de gallina de solo pensarlo, pero claro, esta época de Black Sabbath fue un torbellino de emociones y una gran época para muchos, para otros (como yo) quizá no fue tan buena por el disco en si y para otros fue solo una etapa más de la banda sin altos ni bajos. En este post hablaremos sobre una época de renacimiento de Black Sabbath, unos años de mucha atención mediática pues se formaría el famoso “Deep Sabbath”.

Deep Sabbath

Deep Sabbath

Sobre la época y Black Sabbath

1982 fue un año muy problemático para Black Sabbath. Los problemas entre Ronnie James Dio y Tony Iommi comenzaron a tornarse críticos durante la mezcla del álbum “Live Evil”. Este sería entonces el primer álbum en vivo lanzado antes de la concesión total del grupo (el “Live at Last” de 1980 fue una trampa por parte del ex manager de la banda, pero de eso hablaremos en otro post). “Live Evil” fue también la respuesta de Sabbath a “Speak of The Devil” de Ozzy, donde también desfilaba en formato “live” interpretando únicamente clásicos de su tiempo con Black Sabbath. Además, ambos bandos se agredieron en la prensa, y el disco en vivo de Sabbath generó grandes expectativas entre los fanáticos y críticos de la época.

Toda esta tensión terminó afectando a los integrantes de la banda, quienes en la mezcla final del álbum, literalmente se pelearon dentro del estudio. Lo cierto es que Dio aumentó su voz en la mezcla, para que destacara ante los instrumentos. Iommi al percatarse de esto hizo lo mismo con su guitarra, creando una situación incómoda. Es lógico que “la cuerda se rompiera en el lado más frágil”, porque Iommi siempre fue el “gran jefe” de Sabbath, y acabó dejándose en manos de Dio, que fue quien dio “la patada final” y salió del grupo. Para no ser tacaño, el cantante “se llevó con él” al baterista Vinny Appice. El último show con esta alineación se llevó a cabo en Poplar Creek en Illinois el 30 de agosto de 1982.

Black Sabbath oficialmente se quedaba sin sin un vocalista y sin un baterista, justo en un momento en que el Heavy Metal volvía a ser grande en todo el mundo, gracias a la explosión del Metal Británico con la Nueva Ola del Heavy Metal Británico (con enormes shows de bandas como Iron Maiden, Saxon y Def Leppard). El atractivo mercado norteamericano también estaba hambriento de bandas pesadas y Black Sabbath estaba listo para tomar su parte del pastel.

Sabbath necesitaría renacer de sus cenizas, preferiblemente más pesados que nunca y necesitarían conquistar una nueva generación sedienta de Heavy Metal, y ese se convirtió en el objetivo de la banda a partir de entonces.

Las borracheras a veces terminan muy bien

Tony Iommi y Geezer Butler para ese momento estaban desanimados, pensando que Black Sabbath ya no tendría una nueva oportunidad en el mercado “mundial”; sin embargo, en uno de sus viajes terminaron encontrándose a Ian Gillan en uno de esos pubs llenos de humo, típicos bares ingleses.

TAMBIÉN LEE:
Tony Iommi se encuentra trabajando en viejas ideas de riffs

Gillan acababa de “implosionar” su banda Gillan, que había lanzado una serie de discos excelentes y pesados, pero que lamentablemente no vendió nada (exacto, y leanme bien, la banda Gillan no vendió casi nada de sus discos y su disquera literalmente los “borró” de su lista de artistas de la noche a la mañana). Habían pasado 10 años desde su estampida de Deep Purple, y no hace falta decirlo, estaba salivando por las grandes giras, dinero, las groupies, la fama, en resumen, todo lo que generalmente acompaña a los grandes nombres del Rock N ‘Roll. A principios de 1983, ya se comentaba ampliamente un regreso de Deep Purple con la formación clásica del Mark II (¿Qué es el MKII y que son los “Mark”? Te lo contaremos próximamente); sin embargo, los chicos de Blackmore’s Rainbow (contando también con Glover en ese momento como bajista y productor) tenían una serie de compromisos y contratos por cumplir, así que el “reencuentro” de la formación de Deep Purple tendría que esperar un año más. Así es, Tony y Geezer se encontraban frente a frente con un Gillan libre de cualquier compromiso.

En ese momento, Gillan, Iommi y Geezer, se dieron cuenta de inmediato en esa reunión informal en el bar (oops, lo siento, Pub), que tenían algo especial en común, los chicos estaban libres, sus ex-compañeros de banda los habían abandonado y necesitaban hacer algo al respecto. Y exactamente eso fue lo que hicieron, los tres comenzaron a tomar hasta emborracharse y entre botella y botella nació la idea de que Gillan fuera el entonces nuevo cantante de Black Sabbath.  Años después, el propio Gillan declaró que su entrada al sábado fue un “accidente”, algo apresurado, fruto de una decisión no tan pensada en una borrachera.

Aunque el vocalista no tenía mucho del estilo tradicional de Sabbath, todo parecía una gran idea para ambas partes en ese momento. En las entrevistas, la banda incluso consideró un cambio de nombre para Deep Sabbath, que en realidad era solo una broma.

Deciden volver a llamar a Bill Ward para que toque la batería, que suena de inmediato. Los tres miembros originales de Sabbath más Gillan se encierran en Manor Studio en el campo de Inglaterra y se van con un nuevo álbum llamado “Born Again”.

Gillan al principio no quería usar cuero o ropa negra. Mucho menos lucen enormes crucifijos como siempre lo ha hecho el resto de la banda. Con la gira acercándose, el vocalista se dio cuenta de que todo esto era una tontería, y que podía actuar a su manera, como era su costumbre.

El disco fue lanzado el 7 de agosto de 1983 y pasó directamente al cuarto lugar en la lista británica, algo que no han logrado desde “Sabbath Bloody Sabbath”, lanzado exactamente 10 años antes. El disco tenía una grabación muy “extraña”, el sonido es deliberadamente amortiguado, con la guitarra de Iommi sonando un poco “pop” y aguda. Él mismo ha manifestado que simplemente odia el disco: “¡Nos obligaron a grabar el disco con los amplificadores reventados, se dañaron durante la grabación y nadie se dio cuenta!”.

Gillan, mientras tanto, simplemente se enroló con una interpretación impresionante, cantó como nunca antes había cantado, literalmente dejándolo todo en cada canción. Agudos desesperados y vocales asesinos, tanto que en directo la vocalista nunca logró repetir la interpretación del disco. La excelente interceptación de Gillan dejó muy enojados a sus antiguos compañeros de Gillan Band (conoce un poco sobre Gillan y su historia con Janik Geers dando clic aquí). Después de todo, una de las principales razones por las que Gillan puso fin a su propia banda fue una acusación de un problema grave en las cuerdas vocales, que realmente sucedió, pero funcionó más como una excusa. Pero claro, la vida se encarga de darnos revanchas y esto fue lo que pasó con Gillan, pasó de ser criticado a ser alabado por su voz en “Born Again”.

TAMBIÉN LEE:
Más de 50 años de historia | Cuando Black Sabbath inventó el Heavy Metal

Reseña: Black Sabbath – “Born Again” (1983)

 

La gira de promoción fue más baja que alta y duró desde agosto de 1983 hasta marzo de 1984. Para empezar, Bill Ward no pudo hacer la gira. Su salud empeoraba cada vez más y el tipo no estaba de humor para hacer un show completo con Sabbath en ese momento. Dicen malas lenguas, que incluso utilizó la ayuda de una batería electrónica mientras grababa el disco. Para los shows, se convocó a Bev Bevan, el experimentado baterista de la Electric Light Orchestra.

Bev Bevan y Black Sabbath

Bev Bevan y Black Sabbath (o Deep Sabbath)

El repertorio incluía algunos temas del entonces lanzamiento, clásicos de la era Ozzy, que no habían hecho en vivo en mucho tiempo, como “Supernaut” y “Rock N ‘Roll Doctor”. De la era de Dio solo se interpretaron algunas canciones del disco “Heaven and Hell” (al final de la gira, terminaron incluyendo también Neon Knights). La sorpresa fue para el “encore” de los shows, donde Sabbath tocaba “Smoke on The Water” de Deep Purple, una banda que llegó a rivalizar con el mismo Sabbath a principios de los 70 por el liderazgo del heavy rock a nivel mundial.

(NO OVERSEAS AGENTS) Geezer Butler, Ian Gillan and Tony Iommi of Black Sabbath in 1984 during Black Sabbath File Photos in Long Beach, United Kingdom. (Photo by Chris Walter/WireImage)

El show más importante de esa gira fue sin duda el festival de Reading en Inglaterra, donde Sabbath fue el cabeza de cartel de la noche principal del festival. Thin Lizzy también estaba tocando en Reading, incluido como uno de sus shows de despedida. Otras bandas que también actuaron en ese Reading: Ten Years After, Suzy Quatro, Stevie Ray Vaughan y Marillion.

En cuanto al show de Sabbath, el escenario Reading fue uno de los únicos que logró albergar el enorme escenario “Stonehenge” que la banda había preparado para esa gira. En arenas y otros lugares, simplemente no era factible instalar todo ese artilugio.

Black Sabbath

Black Sabbath

El show impresionó a los presentes e incluso se convirtió en un hermoso tesoro de contrabando, ya que se transmitió por radio en toda Inglaterra.

Desafortunadamente, el proyecto no tuvo éxito y pronto terminó, con Gillan regresando a Deep Purple en 1984 y grabando el álbum “Perfect Strangers”. Los fanáticos del vocalista suelen decir que en los shows con Sabbath gritaba tanto, que en menos de un año se acabó la voz, y no quedó casi nada de lo que conocemos como “la gran voz” de Ian Gillan.

Setlist básico de la banda durante el tour de 1983

Children of the Grave
Hot Line
War Pigs
Disturbing the Priest
Supernaut
Drum Solo
Rock N’ Roll Doctor
Iron Man
Zero the Hero
Heaven and Hell (solo tocaban la primera parte)
Guitar Solo
Digital Bitch
Black Sabbath
Smoke on the Water
Paranoid

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Advertisement
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Dio: todas las canciones del maravilloso "Holy Diver", de "peor" a mejor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X