Jack White + Pixies en Chile: El inicio más violento de la Primavera
Connect with us

Crónicas

Jack White + Pixies en Chile: El inicio más violento de la Primavera




  • >
  • >

Published

on

Jack White: el último héroe del Garage Rock. Foto: https://jackwhiteiii.com/live-photos/

Sí, sabemos que es raro hablarles sobre bandas que no están adorando al Diablo. Pero la verdad… a todos nos hace bien un respiro de vez en cuando, ¿verdad? Es por esto y algunas otras razones que fuimos al Road To Primavera, festival que da pie a lo que será Primavera Sound el próximo mes y donde también diremos presente, porque no solo de Metal vive nuestro querido Cuartel. En esta oportunidad, les contaremos sobre los shows de Jack White y Pixies, nombres más que reconocidos por todo el espectro musical.

El evento, que se realizó en el tradicional Movistar Arena, comenzó con Niños del Cerro y la legendaria Cat Power, que por cuestiones de tiempo, no alcanzamos a ver, pero sabemos por muy buenas fuentes que sus shows estuvieron a la altura. Pedimos las disculpas pertinentes por esto también.

Siete años y medio tuvieron que pasar para que DON John Anthony Gillis volviera a pisar suelo nacional y vaya de qué manera lo hizo. 15 canciones, juegos de luces excelente y la conexión precisa con miles de fans en éxtasis que vieron como Jack White, como lo conocen sus amigos, dejara la escoba en el escenario. El sector de cancha era una un mar sin control durante los éxitos más grandes de su carrera, como ‘Icky Thump’, ‘Lazaretto’ y ‘Steady As She Goes’. Cada una de estas, con distintos proyectos, como lo son The White Stripes, The Raconteurs y, por supuesto, su fructífera discografía como solista.

Una de las cosas más rescatables de este concierto, fue la elección del setlist. Esto, ya que si bien recorrió toda su música, en esta oportunidad los temas de su etapa roja con blanco fueron casi ‘joyitas escondidas’ dentro de su repertorio. ‘Black Math’ y ‘I’m Slowly Turning Into You’ se agradecen mucho dentro de un público sediento de puros hits.

A pesar de que (era que no) muchas personas solo fueron por ‘Seven Nation Army’ -algo totalmente entendible, puesto que suena hasta para partidos de fútbol-, el show que duró casi 75 minutos cumplió a cabalidad con lo que se esperaba; experimentación, rebeldía y una fuerza que solo el artista más grande de la década pasada en lo que a rock respecta, puede entregar. Jack White, tan pronto como se subió al stage, terminó su presentación que si bien dejó a varios con gusto a poco, hizo lo que quiso con siete mil almas reunidas saltando desesperadas con cada nota que sacó de sus tan particulares guitarras.

Podemos decir que sin Pixies, no habría mucho de lo que nos gusta escuchar el día de hoy. Más de 30 años de música resumidos en una hora y cuarto de concierto que sorprendió a varios. Luego de la masacre que había sido Jack White, tener energía para resistir parecía un sueño. Sin embargo, Black Francis y compañía lo lograron de la mejor manera posible.

El cuarteto vino a ‘hacer la pega’ y vaya que la saben realizar. Pocos diálogos, mucha música, que es a lo que todos nos gusta. Aceitados como siempre, Pixies entregan un show de calidad en cualquier parte del mundo y aquí en Santiago no fue la excepción. Gente bailando, otros solo sonriendo, algunos más emocionados que otros pero el sentimiento es el mismo; esta es una banda reconocida no solo por el ambiente más ‘alternativo’, sino que por el mundo de la música en general. Y en vivo, demuestran el porqué.

Éxitos y un setlist redondo donde lntendiba banda tocó más de la mitad de su álbum seminal, »Doolittle», que desde 1989 ha vendido casi un millón de copias. Entonces, es más que entendible que su repertorio se base en ese tremendo disco.

‘Surfer Rosa’, su primer trabajo larga duración, no se quedó atrás puesto que sonaron cinco tracks sacados de ahí, incluida la grandilocuente ‘Where Is My Mind?’ que esperaba todo el mundo. ‘Winterlong’, del incomprendido Neil Young, fue la encargada de cerrar un show que quedará en la memoria de varios por su variedad y la oportunidad a un rock que, si bien no suena todo el día o no pareciera tener tanto espacio, sigue dando qué hablar. Pixies y Jack White son cartas seguras de buen espectáculo y una comunión súper especial con sus fanáticos, lo que de verdad, desde esta tribuna, se siente como haber vuelto a los 15 años.

Nota por Samuel Víctor Acevedo

Fotos: Sitio web oficial de Jack White

Locutor, adicto al fútbol y al Heavy Metal. Tiene el récord de más mosh sobrevividos mientras cubre conciertos para su querida página, Cuartel del Metal. Ha visto más veces a Chayanne que a Black Sabbath.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply