Reseña: Solitude - "Exogenesis" (2021)
Connect with us

CD Review

Reseña: Solitude – “Exogenesis” (2021)

Published

on

Reseña Solitude Exogenesis

Estamos ante la presencia del despertar de uno de los actos latinos más emblemáticos en lo que a Death Metal melódico refiere. Se trata de un grupo que ha lanzado su primer álbum luego de una hibernación discográfica de 15 años. Ya verán cómo la espera valió la pena… Dicho esto, vamos con la reseña del nuevo álbum de Solitude, titulado Exogenesis.

Solitude fue formada en 1996 en México, década en la cual este género que hoy dilucidamos como Melodeath fue concebido. Con el correr de los años, el arsenal ha ido solidificando su sonido y su presencia escénica en gran medida. Tras 15 años del lanzamiento de Introjectionsu segunda placa, una nueva obra se añade al catálogo de estos virtuosos músicos.

Exogenesis es el tercer álbum de larga duración de la banda. Cuenta con 9 canciones y alcanza la marca de los 37 minutos. A grandes rasgos, este trabajo es un grandioso despliegue de recursos, matices y texturas. A través de una serie de tracks bien estructurados, el conjunto logra trasladarnos a un viaje musical repleto de pesadez, melodía y ganchos varios. Nada está ubicado al azar en esta pieza y todo se siente milimétricamente calculado y ejecutado.

Es claro que los integrantes de esta agrupación tienen unos dotes musicales bien marcados. Empero, saben adaptarse a lo que cada canción pide, sirviéndole a la música exactamente lo que ella dictamina. La pieza homónima del LP, “Exogenesis”, deja lo antedicho bien en claro. Los riffs son bien sentidos y melódicos, mientras que la batería se despliega macizamente haciendo lo adecuado en cada sección. Tenemos patrones acelerados con doble bombo, ritmos skank en downbeats, algunos más simples, entre varios otros.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: Lasting Maze - "Thunder" (2021)

El brillante trabajo de guitarras realmente comienza a brillar en “Arbitrium Incorporea”, donde Arael Delgado y Antonio Rivera desdoblan un arsenal de riffs melódicos y exquisitamente armonizados. Las voces de David Frayre bien al frente y agresivas, aunque eventualmente llegan momentos más armoniosos. “Descending into Flesh” es similar en cuanto a intenciones, pero bastante más directa y al grano que su predecesora. Hay algunos momentos más calmos con guitarras limpias, pero en líneas globales es pura destrucción. Por su parte, “Of Thought and Blood” presenta una pseudo-dualidad entre machaque y sosiego. Los riffs principales son bien castigadores, así como también las estrucutras en general, por más de que existen varios momentos en los que las revoluciones baja y la voz de Frayre nos llega casi como un susurro amenazante.

Las cosas empiezan a cambiar un poco en “As the Sun Hides”, donde la música, al menos a un servidor, lo tomó completamente por sorpresa. Las revoluciones bajan diametralmente y nos sumergen en una suerte de power ballad sumamente emotiva. Aquí es donde verdaderamente comenzamos a disfrutar de este dualismo vocal del cantante, pasando de las voces más desgarradoras a cantos melódicos y sentidos. Un cambio inesperado e interesante, sin duda.

De a poco comenzamos a reintroducirnos en la furia con “Theogony”, que muy directamente nos lleva por un sendero speed/thrash metalero, con muchísima presencia de leads y distintos fraseos de guitarra bien diagramados. Y atención a las estructuras progresivas que Solitude nos plantea, porque hay varias de ellas a lo largo del disco.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: Bruce Dickinson - "Tyranny of Souls" (2005)

La verdadera violencia desmedida acontece con “Unshrouded”, un track que podría ser sinónimo del ABC del death melódico, digna de ser envidiada por cualquiera de los grandes actos del género. Velocidad, cadencia, riffs, vocalizaciones macabras, aquí hay absolutamente de todo.

Luego de un hermoso preludio acústico llamado “Hyadian Slumber” (que es realmente para cerrar los ojos y disfrutar), llega el final con “Shadowbreed”. El closer no podría ser más épico, puesto que nos demuestra prácticamente a la perfección todo de lo que la banda es capaz. Los primeros dos minutos son un mid tempo rampante, bien directo y sin tapujos. Sin embargo, en un determinado momento se da un breakdown que vuelve a aminorar las intensidades por completo, mostrándonnos esa veta más emocional de Solitude. Eventualmente comienza a presentarse  más in-crescendo y parones que nos guían en este último viaje hacia la gloria pesada.

Exogenesis es un disco que se les pasará volando, casi en un abrir y cerrar de ojos. Los temas son muy distintivos entre sí, sumamente disfrutables y memorables. El álbum cuenta con elementos musicales para todos los gustos, por lo que será difícil que no regresen pronto a esta placa luego de escucharla. Para aquellos amantes de lo físico, el álbum ya se encuentra disponible para todo el mundo a través de Concreto Records. Pueden adquirirlo dando click aquí.

Nuestra puntuación

Reseña: Solitude – “Exogenesis” (2021)

Tracklist:

  1. Exogenesis
  2. Arbitrium Incorporea
  3. Descending Into Flesh
  4. Of Thought and Blood
  5. As the Sun Hides
  6. Theogony
  7. Unshrouded
  8. Hydian Slumber
  9. Shadowbreed

Reseña: Solitude – “Exogenesis” (2021)

Argentino. Subdirector del Grupo Editorial El Cuartel del Metal. Gestor de Medios y Entretenimiento. Amante del Rock y el Heavy Metal.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X