Reseña: Metallica - "Master of Puppets" (1986)
Contáctanos

CD Review

Reseña: Metallica – “Master of Puppets” (1986)

Publicado

en

Reseña Metallica "Master of Puppets"

Nuestra puntuación

No todos los días se celebran 35 años… Déjenme reformular eso. No todos los días se celebran 35 años de semejante obra maestra. Este 2021, una de las mayores piezas de la historia del metal alcanza las tres décadas y media de existencia. Sin mucha más introducción, porque ustedes conocen bien de lo que vamos a hablar en esta ocasión, vamos con la reseña del tercer álbum de Metallica, el icónico Master of Puppets.

Este es un disco indispensable para quien sea que esté dando sus primeros pasos dentro del mundo de la música pesada. A su vez, también es una reliquia que se conserva cuidadosamente en la colección de la mayoría de veteranos metaleros. Con esta tercera placa, Metallica reposó, una vez más, sus labores de producción en manos del señor Flemming Rasmussen. También fue el primer material del grupo en ser editado por el sello Elektra Records.

Como en todos los álbumes de la banda, Hetfield y Ulrich, las mentes maestras detrás de este proyecto, cumplieron efectivamente con las expectativas. Pero aquí la ambición estuvo más elevada que nunca. Los anhelos de violencia se mixturaron con composiciones más complejas, plagadas de polirritmias, tempos atípicos para el Thrash Metal de la época, riffs más intrincados y estructuras más trabajadas. Metallica estaba en busca de un salto de calidad. Y vaya que lo dio.





No hace falta comentarlo a esta altura, pero nobleza obliga a recordar que este fue el último álbum junto al maestro Cliff Burton, quien falleció en plena gira de promoción del LP en cuestión. A día de hoy, es una de las difuntas estrellas de la música más extrañada y admirada por la comunidad rockera/metalera.

TAMBIÉN LEE:
Rob Trujillo: "Nuevo disco de Metallica será más colaborativo"

Imposible no perder la cabeza con un opener como “Battery”. La introducción acústica es un simple engaño al oyente primerizo, que en cuestión de segundos se somete a la mismísima destrucción. Una táctica bien efectiva la de los jinetes la de comenzar sus álbumes con himnos bien cargados de rabia.

Poco tarda en llegar una de las piezas más icónicas de la música pesada. “Master of Puppets”, el track que da nombre al LP, es la biblia de todo metalero. El ritmo extraño al principio, los coros, el solo lento, el solo rápido… Perfección, señores.

“The Thing that Should Not Be” es, posiblemente, la canción más oscura de toda la carrera de Metallica. El aura general de la canción es bien lóbrega, con un James transitando épocas de furia. Esta oscuridad se ve prolongada por la pseudo-balada “Welcome Home (Sanitarium)”. ¿La continuación de “Fade to Black”? No lo sabemos. Lo que sí sabemos y conocemos es la capacidad de esta banda para construir una canción. De menor a mayor, la intensidad y la energía se van potenciado hasta llegar a una cúspide de adrenalina absoluta.

Quedan dos temas bien thrashers a destacar. “Disposable Heroes” y “Damage Inc.”. Las temáticas del Thrash Metal siempre estuvieron claras. Guerra, destrucción, violencia… ¿Qué encontramos en estas canción? Guerra, destrucción y violencia. Pero está bien, porque nadie tocaba tanto estos tópicos como Metallica. Los mensajes eran bien directos y la música, definitivamente, era la adecuada.

TAMBIÉN LEE:
Reseña: Cannibal Corpse - "Violence Unimagined" (2021)

No podría dejar de lado un track como “Leper Messiah”. Posiblemente de los menos valorados del disco, junto con “The Thing that Should Not Be”. Nuevamente nos situamos ante una situación de estructura in-crescendo. Pero aquí no hay partes suaves. Se desata una tormenta de riffs acompañada de vocales bien rabiosos de Hetfield. No se les ocurra olvidarse de un tema así.

Por supuesto que iba a hablar de “Orion” al final. Pocas bandas de la época tenían un bajista tan apasionado como Cliff. El señor Burton, en cambio, creaba auténticas gemas en su instrumento. Este, y tantos otros instrumentales de esa época, son ejemplos. Y no, no había muchos semejantes en el metal.

No me salgan con Steve Harris, porque el tipo siempre compuso lo mismo en todas sus canciones. Primera menor, sexta mayor y séptima. Se acabó la formula. Los que sepan de música lo entenderán. Se los simpifico. Mi, Do, Re. Toca esos tres acordes y verás como nace un tema de Maiden. Pero hay que reconocer que las melodías envuelven y mucho. Dicho esto, amo Maiden.





¿Qué más agregar de este álbum que ustedes no sepan? Estoy seguro de que esta obra los ha acompañado durante todas sus vidas, pero como dije al principio, no todos los días se celebran 35 años de existencia. Esta es la escuela del Thrash Metal. Según un servidor, el mejor álbum del género. Puede haberlos más complejos, sí. Pero ninguno impactó tanto como este. Suenen fuerte esta joya de la música pesada, damas y caballeros.

Reseña: Metallica – “Master of Puppets” (1986)

Argentino. Subdirector del Grupo Editorial El Cuartel del Metal. Gestor de Medios y Entretenimiento. Amante del Rock y el Heavy Metal.

Anuncio
Clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Anuncio
Anuncio
[wp-story id="38895"]
X