Los elegantes y ruidosos chelos de Apocalyptica, regresaron a Guadalajara, México.
Connect with us

Noticias

Los elegantes y ruidosos chelos de Apocalyptica, regresaron a Guadalajara, México.




  • >
  • >

Published

on

Héctor Castro Aranda, fotografía, Marco Galván, texto | El 27 de enero, con un retraso de quince minutos,  se vivió el retorno a tierras tapatías a la banda finlandesa Apocalyptica, quienes se presentaron en el Guanánmore Teatro Estudio para deleitarnos con su fusión musical de chelos clásicos y metal.

Los asistentes, algo impacientes, recibieron el inicio del concierto con un video de un prado y vientos. Después, nos llevaron a un paisaje apocalíptico de edificios en llamas y cielos enrojecidos. Los gritos de emoción al pisar el escenario se dieron de forma natural, abriendo con la imponente “Ashes from the Modern World”, la cual es el primer sencillo de su último álbum del 2020, “CELL-0”. A pesar de no contar con una letra, la banda expresa el sentir de la canción, como el que se encuentran en el universo millones de partículas desconocidas para nosotros y al igual que la música existen millones de notas a combinar para crear vida, y cuando visualizas la totalidad, es como los patrones se presentan, ante más de 2,500 espectadores.

Como era de esperarse, el siguiente tema fue uno de los covers de su segundo álbum en tributo a Metallica y compañía, el cual los puso en el ojo del mundo. “For Whom the Bell Tolls” fue atesorada con los espectadores cantando y coreando la canción. De vuelta a sus composiciones propias, regresaron con “Grace” del álbum “Worlds Collide”, la cual es una verdadera pieza de arte, seguido de la canción “Path” del álbum “The Cult”, teniendo de fondo el video oficial de la canción.

Prácticamente la noche nos reveló dos sorpresas: la primera, que Mikko Sirén, el baterista rubio en la banda desde el 2005, no era parte de este tour, trayendo a un personaje desconocido con el estilo de la vieja escuela metalera con una batería bastante ostentosa en comparación al kit que Mikko suele usar; y la segunda sorpresa fue que en la siguiente canción, “I’m Not Jesus”, venía de invitado y designado como vocalista el mexicano Erick Canales, vocalista de la banda mexicana Allison, quien interpretó además las canciones “Shadowmaker” a la par con coros de Eicca Toppinen, “Not Strong Enough” y “I Don’t Care”.

Posteriormente, el trío de cuerdas tocó los temas propios “Rise”, el cual es el segundo sencillo perteneciente a su último álbum «Cell-0», acompañado visualmente por el video oficial el cual es artísticamente sublime, seguido de “En Route to Mayhem”.

Ya para casi cerrar la noche, la banda tocó 3 covers más: “Nothing Else Matters” (Metallica), donde sus fans cantaron la canción y coros; “Inquisition Symphony” de Sepultura; y “Seek and Destroy” para despedirse agradecido mientras las luces se apagaban.

Como era de esperarse, los gritos eufóricos solicitando una canción adicional a lo que la banda salió para complacer a los asistentes con el tema “Farewell” de su quinto álbum y disco homónimo, mostrando a unos músicos sonrientes, empáticos y agradecidos. Para terminar la velada, Eicca preguntó al micrófono si querían una canción más, recibiendo la respuesta asertiva de todos. Procedió a tocar el último tema “Peikko”. Nuevamente, Apocalyptica demostró una coherencia musical y su fuerza instrumental para mezclar la música clásica con el metal.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply