Slayer: La genialidad de Jeff Hanneman, por Dave Lombardo
Connect with us

Noticias

Slayer: La genialidad de Jeff Hanneman, por Dave Lombardo

Published

on

Jeff Hanneman Dave Lombardo slayer

Dave Lombardo y Jeff Hanneman fueron compañeros de banda desde los inicios de Slayer y el baterista cuenta la historia del genio guitarrista.

En 1981, Lombardo conoció a Kerry King y comenzaron a tocar en la casa de los padres del primero. Ahí fue cuando Jeff se unió como baterista.

«Se veía como un chico tranquilo. Tenía cabello largo y dorado. Vivía en Long Beach, probablemente en una tabla de surf. Pensé que era un tipo genial», fueron sus primeras impresiones del guitarrista.

Aunque Jeff fue una gran influencia para el sonido de Slayer y le gustaba el metal clásico como Judas Priest, Iron Maiden, Rainbow, Deep Purple, de la nada se cortó el cabello.

Las palabras que usó Lombardo para describir a Hanneman fue que «se rapó». En cuestión de poco tiempo se había convertido al punk y trajo casetes de Black Flag, TSOL, Minor Threat, Dead Kennedys, Circle Jerks.

Eso también influyó a Slayer y fue un momento decisivo porque le añadieron más velocidad y agresividad, formando así el Slayer que hoy conocemos.

De esta época, Lombardo recordó: «Cuando conoces a alguien por primera vez, especialmente a esa edad, todo el mundo está tranquilo y consigo mismo. Pero a medida que iba conociendo a Jeff, él se abrió. Definitivamente tenía esa actitud punk de «Que se joda el mundo», especialmente después de un par de cervezas».

Además, contó que el guitarrista también era un buen tipo. Cuando fueron de gira a Canadá, el baterista estaba borracho así que se fue a sentarse a un wáter. Hanneman estaba buscándolo y cuando lo encontró encerrado en el baño, casi rompe la puerta, pero logró abrirla. Lombardo le preguntó si tenía los pantalones abajo, pero le respondió riéndose de que estaba sentado y estaba durmiendo con los pantalones arriba.

TAMBIÉN LEE:
Mike Terrana publica dos IMPRESIONANTES drum-cam tocando clásicos de Judas Priest

«Así era el corazón de Jeff. Si necesitabas ayuda, él estaba ahí. Era ese tipo de personas, un buen amigo. Eso importa», dijo Lombadro.

Aunque Slayer era su primera banda, Hanneman estudió música y fue el que más sabía de teoría: «Poco a poco fue mejorando y era autodidacta».

El guitarrista era el único en el grupo que podía grabar los demos que componía, sabía programar la máquina de batería. Esta era una gran diferencia con cómo King presentaba sus canciones.

Sin embargo, había competición sana entre los guitarristas ya que ambos querían lo mejor para Slayer, ambos se inspiraban en cada uno y su inspiración eran KK Downing y Glenn Tipton de Judas Priest.

«Si te das cuenta, Hanneman estaba a la derecha del escenario como KK y King a la izquierda como Tipton», es lo que observaba Lombardo en cada concierto.

Fuera de Slayer, Lombardo y Hanneman fundaron la banda Pap Smear en los 90s. Reclutaron al guitarrista Rokcy George de Suicidal Tendecies que Jeff admiraba. Como vocalista estaba Joey Fuchs, quien pretendía ser el hermano de Jeff porque se parecían mucho. Aunque tenían canciones, nunca salieron en vivo porque los iba desviar mucho de Slayer.

TAMBIÉN LEE:
Expertos debatirán quién inventó la mano cornuta

Cuando Lombardo volvió a Slayer a inicios de los 2000 había notado una diferencia y era que habían madurado, pero Jeff seguía muy contento y con las bromas de siempre.

Sin embargo, el alcohol lo tenía consumido y según el mismo baterista no estaba a la par con sus compañeros de banda. Cuando le dieron la noticia de que ya no era más integrante de Slayer, le dolió mucho.

«Si Jeff todavía estuviera aquí y todavía en Slayer, no querría retirarse. Lucharía para mantener a la banda en marcha. Se habría cargado la banda a sus hombros y la habría impulsado. Su amor y su pasión era la música y estar en el escenario. Esa pasión disminuyó por las toxinas, pero todavía estaba allí».

Según Lombardo, Necrophobic es la canción que define a Jeff porque es agresiva y brutal. Además, él siempre estuvo orgulloso de la música que componía.

«Pienso mucho en Jeff, no solo cuando me lo preguntan en las entrevistas, pero también pienso en él cuando estoy solo. Cuando eres joven, tienes el lema de vivir rápido y morir joven, además piensas que eres inmortal. Pero cuando te detienes, te das cuenta de que él ya no está y eso deja un vacío en tu corazón».

Sígueme en Tiktok como @taikidelcuarteldelmetal

Advertisement
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X