Steve Harris | El hombre que creó un monstruo llamado Iron Maiden
Connect with us

Curiosidades

Steve Harris | El hombre que creó un monstruo llamado Iron Maiden

Published

on

steve harris

Iron Maiden es sin lugar a dudas una de las agrupaciones más importantes de toda la historia. Con más de 16 discos de estudio, la banda británica ha dejado su bandera en la cima de todas las montañas del mundo entero, convocando a millones de personas a lo largo de su historia y siento reconocidos hasta la fecha como una de las agrupaciones más grandes y trascendentales de todos los tiempos.

Steve Harris es un músico que nació en Waltham Forest, Gran Londres, Inglaterra, un 12 de marzo de 1956. Tuvo muchos trabajos de joven como cualquiera de la época; sin embargo, siempre tuvo la idea de crear una banda que rompa con todos los esquemas, una banda que vaya más allá de lo musical, algo que combine a la perfección lo teatral con la nueva corriente de Metal que estaba tomando fuerza en esos momentos, el famoso NWOBHM.

Formación del grupo

En diciembre 1975, Steve Harris forma Iron Maiden con Dave Sullivan y Terry Rance en las guitarras, Ron “Rebel” Matthews en la batería y Paul Day en la voz. Todos estos eran mayores que Steve, por lo que el bajista obtuvo más experiencia como músico. Esta no sería si no la primera de muchas formaciones de la banda hasta poder encontrar el balance que tanto buscaba el bajista.

Luego de mucho trabajo y tiempo invertido, la banda encontraría su primera gran formación con Steve Harris en el bajo y coros, Dave Murray y Dennis Stratton  en las guitarras, Paul Di’Anno en la voz y el fallecido Clive Burr en la batería. Con esta alineación la banda lograría mayor popularidad entre sus pares y saldría de gira por Londres tocando en distintos pubs. La historia cuenta que la banda se trasportaba en una vieja Van que llegado cierto número de kilómetros recorridos se malograba, lo que causaba una gran incomodidad entre los Iron Maiden; no obstante, nunca hubo un obstáculo para la mente maestra de la banda.

Golpe de suerte y llegada de Rod Smallwood

A veces la vida te sorpresas y nunca esperas que el golpe de suerte llegue, pero así sucedió con estos ingleses. Neal Kay, un famoso DJ de la época y dueño de Bandwagon, el primer local de Heavy Metal de Londres, escuchó el primer demo del grupo y quedó sorprendido por la calidad. El mismo Neal confiesa que no fue muy amable que digamos con Harris cuando este le presentó su demo, pero que quedó maravillado con el material que le dio el bajista. Este sonido tan “especial” de un muy joven Iron Maiden llegó hasta los oídos de Rod Smallwood, quien comenzó a trabajar con los chicos desde ese entonces.

TAMBIÉN LEE:
Killers vs The X Factor: Dos discos, dos vocalistas y dos épocas totalmente distintas de Iron Maiden

Pero ahí no queda la suerte de Steve Harris y compañía. de la banda. John Darnley, Martin Haxby y Brian Sheperd, tres caza talentos del área de Rock del sello EMI asistieron a un show de la banda y quedaron “impactados” por lo electrizante que era Iron Maiden sobre el escenario. Este contacto hizo que la banda firmara con el sello y la historia cambiaría para siempre.

Grabación del primer disco

La banda lanzó el famoso disco “Iron Maiden”, un debut que no los llevó al cuarto puesto de ventas en su país natal pero que no convenció a Steve Harris del todo. Luego de la salida del guitarrista Dennis Stratton, la banda incorporaría a Adrian Smith. Iron Maiden luego se prepararía para el lanzamiento de un nuevo disco a tan solo 1 año del lanzamiento de su trabajo debut, “Killers”. Este último trabajo sería el final de la relación entre la banda y Paul Dianno, quien fue retirado de la agrupación por no poder lidiar con sus problemas con el alcohol y drogas. La banda se encontraría en ese momento en una encrucijada pues ya comenzaban a tener más y más popularidad, pero era el momento de poner las cosas en orden y comportarse a la altura. Steve Harris inició con la búsqueda de un nuevo cantante para la banda y no pasó mucho para encontrar el oro oculto: Bruce Dickinson.

Harris estaba convencido que Bruce sería la voz ideal para la banda; no obstante, Rod, manager del grupo, no quería tener relación con Dickinson pues en algún momento tuvo un problema con los chicos de Samson (banda donde estuvo Bruce). Steve convencería a Rod de tener a Bruce entre sus filas y nuevamente la historia dio un gran salto en la carrera del grupo.

Años dorados

Tras la llegada del señor Bruce Dickinson, Iron Maiden lograría su punto más álgido en su carrera, sacando discos como The Number of the Beast, Piece of Mind, Powerslave y Live After Death. Para este momento la banda también sufriría la baja de Clive Burr, quien abandonó Iron Maiden por problemas personales y una cierta incapacidad de seguir con el ascendente ritmo y éxito de la banda, y en su lugar fue reemplazado por el exbatería de la banda francesa Trust, Nicko McBrain. De gira por el mundo entero, la banda comenzaría a transformarse de a pocos en una banda de estadio.

origen chaquetas de cuero

Experimentación

La banda siempre fue una banda de metales, guitarras afiladas y una energía inacabable canción tras canción; no obstante, como buen músico, Steve Harris encontraría el momento y la oportunidad perfecta para poder experimentar con nuevos sonidos que ya rondaban en su cabeza. La incorporación de teclados y nuevos arreglos en la producción hicieron que Iron Maiden lanzara nuevos discos que, hasta la fecha, lograron su cometido, haber sido innovadores en su momento.

TAMBIÉN LEE:
La insólita razón por la cual Michael Kiske no fue vocalista de Iron Maiden

“Somewhere in Time” y “Seventh Son of a Seventh Son” son dos discos que marcaron un antes y un después en la carrera de los ingleses. Siendo criticados en su momento por la prensa especializada por la incorporación de teclados y el cambio en los ritmos, estos trabajos marcan un hito en la historia del Metal.

Pero la experimentación no queda solo en estos discos, pues la banda seguiría experimentando en los estudios de grabación hasta el día de hoy, algunas veces siendo aprobado por los fanáticos y otras veces teniendo muchas críticas por la prensa especializada.

Luego de mucho trabajo, giras y millones de discos vendidos, Bruce y Adrian Smith se retirarían de la banda para tratar de seguir un camino solista. Todo esto es entendible, no es justo para nadie salir todas las noches y cantar lo mismo una y otra vez. Estoy más que seguro que durante la gira Bruce no sabía ni siquiera cuando se encontraba en Inglaterra o cuando se encontraba en Alemania o USA, para el todo era lo mismo, es por eso que el cantante decidió tomarse un descanso y poder trabajar en algo suyo.

Iron Maiden por su parte seguiría su camino, quizá no de una forma como la que esperaba Steve Harris, pero al final de cuentas con 2 grandes lanzamientos que para cualquier fanático son de gran provecho. Con la voz de Blaze Bayley la banda publicaría los discos The X Factor y Virtual XI. Durante esta etapa, la banda sufriría un pequeño golpe en su nivel de convocatoria, algo que alarmaría al bajista. Es por eso que luego de algunos años separados y muchos encuentros, Iron Maiden anunciaría que Bruce Dickinson y Adrian Smith regresarían a su formación. Para este momento los ingleses ya tenían otro guitarrista entre sus filas, Janick Gers, quien llegó por recomendación tras trabajar con Bruce en uno de sus discos solistas.

Renacimiento

El 29 de mayo del año 2000 marcaría el calendario eternamente. Iron Maiden regresaría a los grandes escenarios con un disco que, hasta el día de hoy, es una obra de arte y de culto para cualquier oyente del Heavy Metal. “Brave New World”, disco inspirado en la novela de Aldous Huxley, “Brave New World” (en español, Un mundo feliz), pondría la valla aún más alta. Iron Maiden esta vez llegaría lo más lejos posible y entraría en la categoría de “leyenda”.

Desde ese momento la agrupación se ha vuelto más solida que nunca, lanzando 4 discos más y llenando estadios al rededor del mundo.

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X