Las mejores bandas inglesas de thrash metal
Connect with us

Curiosidades

Las mejores bandas inglesas de thrash metal

Published

on

thrash metal

Aunque sea uno de los centros más importantes en cuanto a la historia del heavy metal, por alguna razón el thrash metal nunca se puso de moda en Inglaterra de la forma masiva que si logró en lugares como Alemania, Brasil y, obviamente, Estados Unidos.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que la nación del té a las cinco y Doctor Who no haya tenido sus bandas destacadas en el género de los chalecos de jean y las botitas Nike. Así que hoy, en El Cuartel del Metal, vamos a destacar a cinco de las bandas provenientes de Inglaterra que mejor representan al género.

Las mejores bandas inglesas de thrash metal

PUESTO N°5 – SAVAGE MESSIAH

Aunque con el tiempo fueron dejando de lado el costado más furioso de su música y mezclaron influencias de power metal y heavy metal más tradicional en su sonido, sin lugar a dudas Savage Messiah son la banda inglesa más destacada de las que surgieron durante el renacimiento del thrash metal durante la década del 2000. Fundada por el cantante y guitarrista Dave Silver en 2007 luego del fin de su anterior banda Headless Cross, Savage Messiah se hicieron conocidos gracias a su mezcla de características de Megadeth y Testament, desarrollando un combo furioso que, al mismo tiempo, no se olvidaba de la melodía y los buenos estribillos, que junto al rango de voz de Silver le daba mucho más espacio para moverse que muchas otras bandas que pulularon por el retro thrash. Recientemente el grupo editó su quinto álbum Demons, del que pueden leer nuestra reseña acá.

PUESTO N°4 – ONSLAUGHT

Con una carrera que los vio nacer en el centro de la escena punk más sucia y under, no pasó mucho tiempo hasta que los oriundos de Bristol Onslaught empezaran a tomar fuertes influencias metaleras, y ya para su debut Power From Hell (1985), el por entonces cuarteto había tomado los riffs pesados y la temática satánica que definiría sus primeros años. The Force (1986) vio grandes cambios en el grupo, con la adición de una segunda guitarra y la llegada del cantante Sy Keeler, que permitió al grupo diversificar su composición. In Search Of Sanity (1989) fue el intento de Onslaught de llegar a un público mayor, con un sonido más limpio y varias referencias al Metallica de …And Justice For All. Pero el cantante Steve Grimmett no terminó de cuajar dentro del grupo, y el cambio de sonido alejó a muchos de sus antiguos fans, por lo que la banda se separó en 1991. Sin embargo, terminarían volviendo en 2004 cuando se enteraron que sus discos estaban vendiendo muy bien, lanzando el espectacular Killing Peace en 2007. Sobreviviendo a través de los cambios de formación y de las modas, Onslaught han logrado perdurar hasta el día de hoy, más fuertes que nunca.

TAMBIÉN LEE:
Baterista de Anthrax afirma que Iron Maiden inventaron el Thrash Metal

PUESTO N°3 – SACRILEGE

Los brummies Sacrilege son una banda muy particular, y no solamente por ser uno de los pocos grupos de la época (e, incluso al día de hoy, una de las pocas de thrash) en tener una cantante femenina, en la figura de Lynda “Tam” Simpson. Durante sus cinco años de vida, Sacrilege editaron tres álbumes, cada uno con cambios bastante radicales de sonido: su debut Behind The Realm of Madness (1985) es una mezcla furiosa de thrash metal con el sonido sucio punk de bandas como Amebix y Discharge, Within The Prophecy (1987) es su entrada de lleno al thrash más tradicional, y Turn Back Trilobite (1989) fue el cambio más grande de todos, abandonando el thrash para meterse en un sonido que le debía tanto al doom como al metal progresivo. Sacrilege se separaron al año siguiente, volviendo a los escenarios 25 años después. Pero a pesar de que la banda no volvió a editar material, cada uno de sus álbumes sigue siendo una muestra de talento en si mismo, sin importar las etiquetas que uno les quiera insertar.

PUESTO N° 2 – XENTRIX

Muchas veces uno puede llegar a preguntarse qué hubiera pasado si uno nacía en un lugar distinto. ¿Habría alcanzado mucho más? ¿Habría sido menos? La pregunta se puede extender también a los artistas, y en este caso podemos aplicarlo a Xentrix: ¿qué hubiera pasado si Xentrix hubieran nacido en la bahía de San Francisco en vez de la pintoresca ciudad de Preston? Lo más seguro es que hubieran llegado a un público mayor, pero al mismo tiempo a veces es mejor ser un pez grande en un lago chico, y mientras hubieran quedado tapados por ola de bandas de thrash en la Costa Oeste de los EEUU, en Inglaterra Xentrix es por lejos la banda de metal más grande salida de su ciudad. Pero esto no tiene que ver sólo con el hecho de tener poca competencia, porque si uno escucha a Xentrix se termina llegando a la conclusión de que tenían lo que se necesitaba para hacerle frente a los grupos de thrash estadounidense que estaban dominando durante esa misma época: Shattered Existence (1989) ya los había establecido como algo serio, pero fue con Whose Advantage? (1990) donde el grupo terminó de desarrollarse, con composiciones intrincadas y letras antisistema. Pero eventualmente llegaron los noventas, y a pesar de que el grupo trató de mantenerse relevante eventualmente se separaron. En 2019 volvieron al estudio luego de 23 años y editaron Bury The Pain (2019), demostrando que el fuego sigue ahí.

TAMBIÉN LEE:
Desde el 'Infierno': Amnessia Eterna lanza nuevo single

PUESTO N° 1 – SABBAT

Sin lugar a dudas la banda más grande de la historia del thrash metal inglés, Sabbat tuvieron un periodo de vida muy corto: apenas seis años como banda, siete si consideramos sus inicios bajo el nombre Hydra. Pero en ese corto periodo de tiempo, el quinteto oriundo de Nottingham (el mismo lugar que la leyenda de Robin Hood) liderado por el guitarrista Andy Sneap sacó dos de las joyas más infravaloradas del thrash metal: su álbum debut History Of A Time To Come (1988) y, la que muchos consideran su obra maestra y que encima salió sólo un año después, Dreamweaver (1989). Además de tener todos los riffs y los solos desquiciados que uno se podría imaginar, la composición de Sabbat era mucho más ambiciosa que la de la mayoría de los otros grupos de thrash de la época: ¿cuántos grupos de thrash estaban haciendo discos conceptuales acerca de chamanes paganos? Esto era más que nada gracias a la pluma del cantante y letrista Martin Walkyier, quien abandonó Sabbat en 1990 para formar Skyclad, que se convertirían en pioneros del folk metal durante los noventas. Sabbat intentó seguir adelante, reclutando al cantante Ritchie Desmond y editando Mourning Has Broken en 1991. Sin embargo, el fracaso crítico y comercial de aquel álbum (al punto tal de que no sea reconocido como parte de la discografía del grupo) hizo que Sabbat decidiera separarse. Andy Sneap se enfocó en su carrera como productor, convirtiéndose en uno de los más buscados por las bandas importantes, y aunque más tarde hubo intentos de regresar con Sabbat, el grupo no volvió a editar material, pero nada les quita el hecho de ser una de las mejores, y más peculiares, bandas salidas de Inglaterra.

Director del grupo editorial El Cuartel del Metal. A los 16 años fundé El Cuartel del Metal y desde entonces no he parado de descubrir nuevas cosas que me apasionen. Programador por pasión y licenciado por obligación. Practico artes marciales mixtas. ¿El mejor concierto de mi vida? Napalm Death en el 2016.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
[wp-story id="38895"]
X