Reseña - Racer X - «Street Lethal» (1986)
Connect with us

CD Review

Reseña – Racer X – «Street Lethal» (1986)



El debut de Racer X, Street Lethal, está plagado de heavy metal, speed metal y metal neoclásico. Escrito por y para los amantes del shred, es notorio que el álbum gira entorno de Paul Gilbert, secundado con viveza y ferocidad por la sección rítmica.


Published

on

Mi primera reseña acá en el Cuartel fue el de Second Heat de Racer X y por eso me pareció prudente retomar esta banda estadounidense y hablar de su debut, Street Lethal de 1986. Dentro de los brutales guitarristas del metal neoclásico ligados al sello Shrapnel Records, Paul Gilbert es de mis favoritos. Para la mitad de los ochenta él era conocido por ser columnista de la revista Guitar Player y por su calidad de profesor en el Guitar Institute of Technology (GIT), en el que tuvo a varios alumnos destacados como Buckethead o Bruce Bouillet. Mike Varney, dueño de Shrapnel, son de esos hombres de negocios que potenciaron a los músicos estadounidenses de los rincones del underground. En el GIT conoció Juan Alderete y Harry Gschoesser, y ante la falta de un vocalista, Varney les recomendó a Jeff Martin, y así se fundó este cuarteto en 1985.

Titulado como Racer X with Paul Gilbert, estaba cayendo que la inicial debía ser presentando al guitarrista y que mejor que hacerlo con una pista instrumental repleto de shred en «Frenzy». El tema comienza con un fade in y con la sección rítmica a full, antes de que esta se silencie para que Gilbert se explaye con un solo de guitarra rápido y técnico. Un inicio curioso, pero típico de los álbumes del metal neoclásico. Chapó Gilbert. Tras esa locura de las seis cuerdas llega «Street Lethal», un speed metal en donde Gilbert hace alarde de su talento, que de hecho, lo hace en todas las canciones con buen gusto. La canción homónima es una de las mejores en la historia de la banda. «Into the Night» relaja las cosas con un tempo promedio para el heavy metal, pero sin perder lo afilado de la música. «Blowin’ up the Radio» es totalmente recomendable para los amantes del shred, otro tema para ponerle atención a la guitarra. A pesar de que la banda es estadounidense, «Hotter than Fire» es la prueba de que estos tipos tomaron la ruta del metal británico. «On the Loose», por su parte, asimila un tono más local, más propio del glam metal, pero solo en los versos y el estribillo, porque el solo es metal neoclásico por donde se le mire.

El corredor X al parecer necesita más gasolina y «Loud and Clear» es una inyección con creces para seguir el mismo patrón de «Street Lethal», incluso el estribillo es parecido. Si bien los cuatro músicos se lucen, Martin para mi es quien lo hace con brillantez, nótese los tonos altos que logra, ¿influenciado por Rob Halford? Todo el rato. Si «Frenzy» te resulto corto, la banda extiende el instrumentalismo neoclásico con «Y.R.O.». La historia dice que significa «Yngwie Ripp-Off» y es la respuesta de Gilbert a «Black Star» del disco Rising Force de Malmsteen. «Dangerous Love» y «Getaway» tienen un ambiente más californiano, algo que hasta ahora el disco no había mostrado abiertamente, pero a diferencia de las otras bandas de la época, poseen más poder. «Rock It» también tiene ese toque de California, musicalmente parece estar inspirada en el hard rock de ese estado estadounidense, tal vez en Van Halen. Un final debilucho para un álbum que ha sido tan poderoso.

Street Lethal salió en el auge del glam metal, pero a diferencia de otras agrupaciones estadounidenses, Racer X prefirió ser más poderoso, técnico y metalero. A excepción de un parte letras como la de «Dangerous Love», ese ambiente californiano casi no existe. Gilbert y compañía entregan en este disco un frenesí de ritmos y melodías aguerridos dentro del heavy metal, speed metal y el metal neoclásico. Desde principio a fin, Gilbert es quien lleva la batuta, secundado por Alderete y Gschoesser, quienes están encauzados y ayudan al guitarrista a darle rienda suelta a su talento con una sección rítmica vivaz y feroz. Martin, por su parte, posee una voz muy estruendosa, con más elementos del metal británico que del estadounidense de la época; de hecho, es imposible no notar la influencia de Rob Halford. En definitiva, Street Lethal es un disco escrito por y para los amantes del shred, así que si eres uno de ellos ponte cómodo y disfruta.

Colaborador de El Cuartel del Metal desde Chile. Responsable de reseñas de discos.

Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply